diciembre 16, 2019

Select your Top Menu from wp menus

Lo que se ve no se juzga :Por Jesús Lépez Ochoa

Lo que se ve no se juzga :Por Jesús Lépez Ochoa

Que mejor muestra de gobernabilidad que el hecho de que por cuarto año consecutivo Héctor Astudillo Flores haya podido rendir su informe de gobierno en la sala de plenos del Congreso de Guerrero sin ningún problema, como hace años ningún gobernador se aventaba cuatro al hilo sin que la sede del Poder Legislativo estuviera tomada por organizaciones sociales impidiéndole el acceso.

A veces nos falta memoria, pero hay que recordar cuando Zeferino Torreblanca Galindo optó por hacerlos regionales ante el conflicto con los maestros de la CETEG.

Ángel Aguirre Rivero llegó solamente a tres mediante treguas temporales pero el cuarto ya le tocó a su interino Rogelio Ortega entregarlo en medio de fuertes protestas por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, y así nos podríamos ir más hacia atrás.

Que eso no quiere decir que estemos en Disneylandia es totalmente cierto. Pero es indicativo de que algo se ha avanzado, y no ha sido solamente obra de un nivel de gobierno, el propio Héctor Astudillo lo ha venido reconociendo, como en esta ocasión que reconoció ante los diputados la colaboración que se ha tenido con el gobierno federal y con los municipales, sobre todo con las fuerzas federales, y agradeció a la Marina y al Ejército.

A esa colaboración obedece, y así lo ha informado el gobernador, que este año Guerrero ya no figure entre los estados con mayor número de crímenes de alto impacto.

Así lo reflejan las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública del gobierno de México que preside Andrés Manuel López Obrador, y así se lo tuvo que recordar el propio gobernador a un extraviado diputado Antonio Helguera que sorprendentemente en tribuna se refirió como “cosméticas” a las propias cifras del gobierno de la Cuarta Transformación a la que él representa en el Congreso de Guerrero como presidente de la Junta de Coordinación Política.

Un doble autogol si se toma en cuenta que otras cifras oficiales, las del INEGI, mencionan a Acapulco, donde gobierna su partido Morena, como la cuarta ciudad con mayor percepción de inseguridad en el país.

Definitivamente algo no andaba bien con el legislador ya que hubo otro gazapo peor, pues al inicio de su intervención prometió objetividad y tergiversó evidentemente en la máxima tribuna del estado al decir que el 60 por ciento de las movilizaciones sociales registradas este año fueron por causas del ámbito estatal.

Lo anterior cuando ya el diputado de Movimiento Ciudadano Arturo López Sugía había mencionado que son el 45 por ciento del ámbito estatal, el 40 por ciento del ámbito federal y el 15 por ciento del municipal, tal como está en el informe que por escrito les fue entregado a los diputados y como el propio gobernador lo precisó posteriormente.

REVOLCADERO

Descortesía. – El presidente Andrés Manuel López Obrador lo llamo “un buen gobernador”. La secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero lo tiene entre sus “caros afectos”. ¿Por qué no vino representante del presidente al Cuarto Informe de Héctor Astudillo?

Fricciones. – ¿Quiénes son esos funcionarios que los diputados Alberto Catalán Bastida y Arturo López Sugía dijeron al gobernador que no caminan a su ritmo? ¿Lo harán evidente en la glosa del informe?

Se busca. – ¿Quién le pasó la resortera al revés al diputado Antonio Helguera para que se pegara en la nariz?



Deja un comentario:


NOTAS RELACIONADAS: