noviembre 17, 2019

Select your Top Menu from wp menus

UPOEG espera en municipios de Guerrero a FUPCEG

UPOEG espera en municipios de Guerrero a FUPCEG

Los estamos esperando dicen integrante de la UPOEG, luego que el FUPCEG, amagaran de incursionar al Valle de Ocotito

Chilpancingo, Gro., a 29 de mayo de 2019.-A raíz del ataque del pasado 7 de mayo del año en curso, por parte de los integrantes del Frente Unido de Policías Comunitarias del Estado de Guerrero (FUPCEG) a la comandancia de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) en la comunidad de Xaltianguis.

FUPCEG, amagó de incursionar al Valle de Ocotito, a enfrentar a la gente que lidera Bruno Placido Valerio.

“Los estamos esperando, le tenemos preparados su almuerzo con su cerveza bien fría”, dijo un vecino del Valle de Ocotito que forma parte de la UPOEG.

Esto fue, luego que el pasado lunes circulara un comunicado escueto, difundido en esta ciudad capital del estado, los integrantes del FUPCEG, acusan al dirigente de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio, y a su comandante Ernesto Gallardo, de la inseguridad que se presenta en esa región:

“ Queremos informarle a los pueblos y sociedad en general, que estos sujetos donde pisan operan por medio de la amenaza, la tortura, el despojo, la extorsión, el exilio, violaciones, el asesinato y desaparición forzada”.

Debido a eso, advirtieron que van incursionarán- a los pueblos del Valle de El Ocotito, municipio de Chilpancingo.

Donde recordaron que “hace unos meses varias familias de profesionistas desplazados de la comunidad de Xaltianguis se acercaron a nosotros para solicitar el respaldo ante el despojo y exilio del que habían sido objeto por ese grupo delincuencial que ópera bajo la playera verde olivo”.

Mismo, que “desde 2016 a la fecha existen familias desplazadas, debido que este grupo por medio de amenazas, despojo, sangre y muerte los desplazaron.

Grupo disidente y criminales se unieron

En aquel entonces un grupo disidente decidió unirse a grupos criminales de los municipios de Leonardo Bravo, Quechultenango y Mochitlán; a saber, el Cártel del sur y de Los Ardillos, respectivamente”.

Durante estos dos años que fueron desplazados han padecido lo indecible, con eso queda claro, al decir que el gobernador (Héctor Astudillo) “incumplió su palabra y en lugar de aplicar la ley y la justicia; ordenó la persecución y liberó órdenes de aprehensión sobre los desplazados, dándoles la espalda”.

El día de hoy “nos alegra anunciar a los pobladores de El Valle de El Ocotito que a raíz de las peticiones de nuestros amigos desplazados y a la apatía, falta de interés, congruencia, interés, o incapacidad de nuestras autoridades, hemos tomado la decisión de restablecer el orden en esos pueblos”.

Recordaron que “desde que operan en estos pueblos bajo la franquicia de la UPOEG, más de 60 personas han sido privadas de la vida; más de 30 desaparecidos; más de mil personas desplazadas, muebles e inmuebles invadidos y/o vendidos; muchos carros robados en la autopista que luego son vendidos en comunidades de Tlahuizapa, Coacoyulillo, San Vicente, El Fresno, etc, y otros más desmantelados en yonkes clandestinos”.

En el mismo comunicado, “hacemos el llamado a los más de 7 mil efectivos del FUPCEG, y más de 10, 000 ciudadanos armados de los pueblos a estar alerta a nuestro llamado para tomar acciones, si las amenazas de los líderes del cartel del sur y de la UPOEG se materializan e intentan invadir territorio del Frente”.

UPOEG espera con armamento a FUPCEG

Pero se dio a conocer que los integrantes de la UPOEG y sus aliados lo están esperando fuertemente armados hasta los dientes, con granadas.

Que si incursionaban o no, comenzó a escucharse, desde el pasado 8 de mayo, cuando al menos tres policías comunitarios murieron y cuatro resultaron heridos, luego de un ataque perpetrado la madrugada del 7 de mayo por parte de integrantes del FUPCEG a la comandancia de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero UPOEG, ubicada en el poblado de Xaltianguis, municipio de Acapulco de Juárez.

Resultado del enfrentamiento, 13 vehículos tuvieron daños (12 baleados y uno quemado), la carretera federal Acapulco-México fue cerrada a la circulación, las clases se suspendieron en todos los planteles de la localidad y los habitantes se encerraron en sus casas, por un día.

En una conferencia de prensa, hecha por parte del líder de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio, afirmó que quienes incursionaron en Xaltianguis fueron integrantes del grupo criminal Los Dumbos –relacionado con robo de combustible y secuestros–, quienes atacaron la comandancia de la UPOEG, por lo que solicitó a las autoridades gubernamentales no minimizar la violencia en la región, concluyó.



Deja un comentario:


NOTAS RELACIONADAS: