26.3 C
New York
miércoles, mayo 22, 2024

AMLO: dividir al Frente Amplio

AMLO: dividir al Frente Amplio

LECTURA POLÍTICA por: Noé Mondragón Norato

El presidente AMLO se ha movido en varias pistas en dos coyunturas concretas: su quinto informe de gobierno. Y la definición a unas horas, del aspirante presidencial por su partido, el Morena. De alguna forma, sabe que los tiempos y las alianzas con ciertos personajes le deben alcanzar para ganar esa importante elección. Hay varias de esas pistas que se pueden rastrear. DIVIDIR PARA VENCER. – Si se mira bien, el presidente del país ha marcado distancias claras con algunos de sus opositores panistas y perredistas. Pero a otros del PRI los apapacha y “les da calor”. Aunado a ello opera también en otros caminos insertados en el escenario de la sucesión presidencial. Se lee así:

Astudillo

1.- En su reciente visita a Guerrero el pasado 25 de agosto, AMLO elogió la relación política con el exgobernador priista Héctor Astudillo, porque “pudimos trabajar bien con él”, afirmó. Luego, el pasado 4 de septiembre acudió al sexto informe del gobernador priista mexiquense, Alfredo del Mazo Maza. Fue un hecho que desconcertó dado que AMLO ni siquiera asiste con regularidad a los informes de los gobernadores del Morena. “Con su sensibilidad por las causas sociales ha construido un legado en la forma de ejercer el servicio público, generando oportunidades en beneficio de los más vulnerables. Durante 5 años caminamos juntos, avanzamos de manera cordial y compartimos el compromiso de trabajar por el Estado de México”, respaldó el presidente. Sin embargo, junto con Astudillo Flores, del Mazo Maza guarda una similitud política insoslayable: ambos mandatarios estatales entregaron sus respectivas entidades —Guerrero y el Estado de México— al Morena en las elecciones de 2021 y en 2023 respectivamente. “Se portaron bien y sin hacer olas” y por esa razón, todas sus corruptelas e irregularidades financieras ya están a salvo. Ninguna auditoría federal los alcanzará. Y hasta podrían obtener más beneficios políticos tras la elección del próximo año.

AMLO

2.- El acercamiento y “la cordialidad política” de AMLO con exgobernadores del PRI, podría ser el anticipo de lo que viene. Es decir, muchas de las cabezas tricolores que todavía conservan importantes reservas de votos en varias entidades que perdieron —como Héctor Astudillo y Alfredo del Mazo—, terminen sentándose y cruzándose de brazos en su participación dentro del Frente Opositor (PAN-PRI-PRD), justo en la coyuntura de la elección presidencial de 2024. Máxime si muchos de ellos están confrontados con el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas Alito. Aunado también, a que la candidata del Frente Amplio, la panista Xóchilt Gálvez, no forma parte de la militancia priista. Y la coyuntura indica que la posibilidad de que pierda la elección presidencial es alta. Un escenario óptimo para que algunos priistas negocien por su cuenta con AMLO y con el Morena. Así, si en el reparto de las candidaturas varios de estos personajes tricolores se sienten desplazados por su dirigente nacional o no alcanzan lo que piden al interior del Frente Amplio, sin duda fomentarán y operarían eventualmente el voto cruzado, una práctica muy común dentro de las felonías partidistas que ya no sorprenden a nadie.

Claudia Sheinbaum

3.- Al definir el nombre del candidato presidencial en la figura de Claudia Sheinbaum, la estrategia presidencial aparece muy clara: fragmentar los apoyos del PRI dentro del Frente Amplio. Y utilizarlos para apuntalar el proyecto de la exjefa de gobierno capitalino, en función de su vulnerable proyección escénica. El punto consistiría en dejar eventualmente solos al PAN y al PRD, partidos convertidos a estas alturas, en la verdadera oposición al Morena. A todo ello se suma la vendimia mediática de la puesta en marcha del Tren Maya y la serie de prerrogativas otorgadas en los últimos días al Ejército Mexicano, como guardián de la seguridad pública y como soporte político importante del propio presidente en una circunstancia secuestrada por la violencia de los grupos criminales y el agravio de “los conservadores y neoliberales”. Además de poner a dicha institución castrense bajo resguardo del caso Ayotzinapa cuyo noveno aniversario está muy cerca. Así, el presidente se mueve. Elogia, estimula, divide y respalda. Porque la coyuntura así lo está urgiendo.

Abelina López y Norma Otilia

HOJEADAS DE PÁGINAS…Haciéndose reiteradamente invisible, disimulado e indolente —como las alcaldesas de Acapulco Abelina López y de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández— el alcalde del municipio de Iguala, el priista David Gama Pérez, enfrenta crisis de seguridad y de violencia cada vez más agudas. No proyecta ninguna estrategia en la materia, ni sabe ni quiere enfrentar al delito que lo aprisiona. Prefiere que sean otras instancias de gobierno las que le enderecen la plana. Lo cierto es que el incremento de asesinatos en esa ciudad de la región Norte, se ha convertido en una constante. Y Gama Pérez se limita a administrar los dineros de los contribuyentes sin ofrecer resultados más que en el literal llenado de sus bolsillos. ¿Acaso este tipo de inercias negligentes y pasividades desidiosas le alcanzarán para intentar reelegirse?

 

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

75,000FansMe gusta
631SeguidoresSeguir
451SeguidoresSeguir
1,795SeguidoresSeguir
13SeguidoresSeguir
11,700SuscriptoresSuscribirte

ARTICULOS RECIENTES