18.6 C
New York
sábado, abril 20, 2024

Anaya-Creel controlan escenario opositor

Anaya-Creel controlan escenario opositor

LECTURA POLÍTICA por: Noé Mondragón Norato

En corrillos políticos opositores al Morena se ha depositado la esperanza en una utopía: que la panista Xóchilt Gálvez sea la candidata del Frente Amplio -PRI-PAN-PRD- y gane la elección presidencial de 2024. Aunque su potencial electoral sea muy bajo. De hecho, la única elección abierta que ganó fue la de 2015 cuando compitió por el PAN como delegada por Miguel Hidalgo en la Ciudad de México. Su actual cargo como senadora por el partido blanquiazul se dio por lista nacional, es decir, como plurinominal. Pero ahora se vende como una política independiente sin serlo, en virtud de que sus tres cargos públicos más importantes fueron otorgados bajo las siglas panistas. También su postulación por el gobierno de Hidalgo en 2010 —por la coalición Hidalgo nos Une integrada por PAN-PRD, PT y Convergencia, hoy MC— que perdió frente al priista Francisco Olvera Ruiz. De ahí se abren algunas lecturas.

RETENER CANDIDATURA PRESIDENCIAL. – Si se mira bien, en la elección presidencial de 2018 fue el panista Ricardo Anaya Cortés, quien encabezó la alianza Frente Ciudadano por México, integrada por PAN-PRD-MC que enfrentó al Morena de López Obrador. Y en la de 2024, el PAN parece tener resuelto que la candidata del Frente Amplio (PRI-PAN-PRD) sea nuevamente otra panista encarnada en Xóchilt Gálvez.  Es decir, ese partido tiene la sartén por el mango. Está a punto de doblegar al PRI. Porque el apoyo del PRD es meramente simbólico. Pero ese reacomodo de poder de 2018 permite entender el momento actual triunfalista por el que atraviesa el panismo. Se lee así:

Anaya

1.- Como parte de los arreglos políticos con el fin de fortalecer su proyecto presidencial de 2018, Ricardo Anaya —en ese entonces dirigente nacional del PAN—hizo alianza con Santiago Creel, quien era diputado del Congreso Constituyente de la Ciudad de México. Juntos decidieron impulsar como candidata para la elección del Estado de México que se desarrollaría en 2017, a Josefina Vázquez Mota, quien había sido la candidata presidencial derrotada del PAN que compitió en 2012 contra Peña Nieto. El punto es que, en un cónclave con el expresidente priista del país, ambos literalmente la entregaron al PRI. Pero surgió también, un dato perturbador: por esos días Vázquez Mota había recibido un donativo para su fundación Juntos Podemos, por el orden de los mil millones de pesos. El generoso benefactor fue identificado de inmediato: el secretario de Hacienda, Luis Videgaray. Sin duda, la triada Peña-Anaya-Creel, decidieron los resultados electorales posteriores en el Estado de México. Y pese a que Josefina arrancara su campaña por esa entidad con la más alta intención del voto a su favor, terminó perdiendo con el priista Alfredo del Mazo Maza, quien al final de su mandato entregó al Morena la vecina entidad durante la pasada elección del 4 de junio de 2023.

Creel

2.- Con la derrota de Anaya en 2018, también Santiago Creel entró en receso. Y se reactivó hasta el 2021 cuando pasó como diputado federal plurinominal. Desde luego, ambos personajes aseguraron la prospectiva del poder impulsando como senadora por lista nacional en 2018, a Xóchilt Gálvez. La efervescencia deriva del avance de la equidad de género los hizo prever el escenario futuro. Con el añadido de que Marko Cortés Mendoza, el actual dirigente nacional del PAN, es un cuadro político impulsado también por la dupla Anaya-Creel. A dicho personaje lo convirtieron primero en diputado federal plurinominal en 2015, tras haber sido coordinador de la campaña de Ricardo Anaya por la dirigencia nacional del PAN. Y luego en dirigente nacional del PAN en 2018, cargo en el que fue reelecto en 2021. Porque Anaya-Creel querían asegurar la decisión del candidato presidencial de su partido en 2024. 3.- Más que el apoyo soterrado del empresario Claudio X. González —que es innegable—, Xóchilt Gálvez encarna los intereses de poder de la dupla Anaya-Creel. Por eso, el propio Santiago Creel se bajó de la contienda interna del Frente Amplio cediéndole su apoyo a Gálvez. Por eso mismo Xóchilt ya lo invitó para que sea su coordinador general “en todo lo que viene”. Por eso el PRI está a punto de perder de nuevo. Y el PAN a un paso de reeditar el escenario electoral de 2018. En la postulación del candidato. Y eventualmente, en la previsible derrota.

Tribus perredistas

HOJEADAS DE PÁGINAS…Las tribus perredistas locales ya cerraron filas a favor del exedil de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, como su aspirante al senado para la elección de 2024. El problema más visible es que el PRI del exgobernador Héctor Astudillo y del senador Manuel Añorve, le impidan la postulación por el Frente Amplio. Porque ambos personajes parecen indispuestos a bajarse de la generosa rueda del poder de la que se han amamantado y nutrido durante décadas enteras. Lo que viene en ambos partidos (PRI y PRD) parece obvio: una ruptura que no conviene a ninguno de los dos. O el acuerdo forzado que les reste poder a ambos personajes tricolores. Los dados políticos ya están girando.

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

75,000FansMe gusta
631SeguidoresSeguir
451SeguidoresSeguir
1,795SeguidoresSeguir
13SeguidoresSeguir
11,700SuscriptoresSuscribirte

ARTICULOS RECIENTES