22 C
New York
martes, junio 25, 2024

CETEG: utilidades y conveniencias

CETEG: utilidades y conveniencias

LECTURA POLÍTICA por Noé Mondragón Norato

Se recuerda bien: el jueves 3 de diciembre de 2015, maestros disidentes de la CETEG le dieron la bienvenida al gobernador priista Héctor Astudillo. Ese día llegaron al Congreso local, quemaron una camioneta estacionada afuera del recinto. Con piedras rompieron los vidrios de algunos ventanales e incendiaron varias sillas en el estacionamiento del edificio legislativo. Hicieron pintas contra el examen de evaluación propuesto por Peña Nieto. Durante los próximos cuatro años la CETEG no volvió a transgredir de esa forma.

Lo hizo hasta el 1 de mayo de 2019. Ese día irrumpieron en la sede del legislativo local. Derribaron la reja de acceso principal. Vandalizaron las instalaciones. Pintaron paredes. Destrozaron mobiliario. Quemaron documentos en las gradas que desembocan a la calle. Demandaban la derogación de la Reforma Educativa propuesta por el presidente AMLO. De ahí se abre lo demás. CETEG: INTERESES INCONFESABLES. – Hay cuando menos tres momentos en los que la CETEG se ensambla en la conservación de sus propios intereses:

AMLO

1.- En el 2015 PRI y PRD contaban con mayoría en la 61 legislatura del Congreso local. El primero, con 20 diputados. El segundo, con 14. El Morena tuvo una sola representante: María de Jesús Cisneros Martínez. Es obvio que Astudillo mantuvo una relación de entendimientos con el magisterio disidente. Y controlaba a plenitud el Congreso local. Pero esa “estabilidad” se rompió en el 2018 cuando ocurrieron dos eventos: el gane de AMLO en la presidencia de la república. Y el desplazamiento del PRI y PRD como partidos mayoritarios en el Congreso local.

En este caso, la mayoría legislativa fue para Morena. ¿No es al menos extraño que la CETEG vandalizara con más saña, virulencia y con más daños las instalaciones del Congreso local el 1 de mayo de 2019, respecto de los desmanes hechos el 3 de diciembre de 2015? ¿Acaso había un acuerdo soterrado e inconfesable con el exgobernador Héctor Astudillo que se tradujo en presiones políticas mayores hacia el gobierno federal de AMLO que apenas iniciaba?

Maestros

2.- El 30 de septiembre de 2021, los maestros de la CETEG volvieron a vandalizar el Congreso local. Pero fueron un tanto mesurados. Como en el 2015 cuando la presidencia estaba en manos del PRI de Peña Nieto y en el gobierno estatal se estrenaba Héctor Astudillo de ese mismo partido; está vez Evelyn Salgado se empoderaba y daba forma a esa misma mancuerna: el Morena en la presidencia del país y también en el gobierno estatal. Quizá por esa razón y esperando abrir una negociación, los de la CETEG se limitaron a pintar paredes y llevarse algún material y hasta mesas de la sede del Poder Legislativo. Y quizá por esa misma razón, el pasado domingo su proyectado blanco de ataque no fue ese poder, sino la visita del presidente AMLO a Tlapa.

Astudillo

3.- Antes de terminar su sexenio, el priista Héctor Astudillo fue mencionado con un “probable” cargo diplomático en el gobierno de AMLO. También curiosamente, dichos trascendidos corrieron fuerte en septiembre de 2021. A pregunta expresa sobre el tema, el presidente respondió textual en su Mañanera del lunes 13 de ese mes: «vamos a ver, estoy invitando a dirigentes, a servidores públicos de todos los partidos, buscando desde luego que sea gente que esté bien valorada después de que termina su gobierno».

Todo se quedó en buenos deseos. Y si no hubo romance político, se entiende entonces que aparecerían los desencuentros. El caso Tlapa lo confirmó. Por cuando menos dos razones: de la ruptura en el PRI entre Astudillo y el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas Alito, el beneficiario natural es el Morena. Y por el otro lado, el presidente sabe también que el voto duro priista en ese partido no lo conserva el senador Manuel Añorve, sino el exgobernador Héctor Astudillo.

En ese carril, la estrategia de poder parece simple: desfondar política y electoralmente al exgobernador. Porque en los hechos, es el personaje que más podría zancadillear al Morena en la elección de 2024. Pero Astudillo valora a su vez, que se enfrenta en esta pugna de poder no sólo a Alito y a Manuel Añorve, sino al propio presidente del país. Por eso está claro que en el caso Tlapa, sí pudo pedir un último “pago de favores” a la CETEG por todos los beneficios que les otorgó en el pasado como gobernador. El punto es que AMLO detectó la trampa. Y pese a que el exmandatario estatal priista desmintió la especie asegurando que se trataba de un señalamiento “de mala fe”, la realidad es que en política nada es casual. Así de simple.

HOJEADAS DE PÁGINAS…

La marcha de ayer del gremio periodístico estatal por el ataque a balazos contra cuatro comunicadores, unida al reclamo de varios miembros de la propia sociedad civil portó claro el mensaje en una sola vertiente: el hartazgo hacia tanta violencia e impunidad. Seguramente, la fiscal Sandra Luz Valdovinos Salmerón no cortará todas “las maduras” cuando comparezca ante los diputados del Congreso local. Porque está claro que las dolorosas circunstancias proyectadas en el entorno de la sociedad guerrerense enferma y descompuesta, van a desmentir con creces, toda su deficitaria actuación al frente de esa dependencia. Y desde luego, está en juego y se tambalea visiblemente, su permanencia en el cargo. 

 

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

75,000FansMe gusta
631SeguidoresSeguir
451SeguidoresSeguir
1,795SeguidoresSeguir
13SeguidoresSeguir
11,700SuscriptoresSuscribirte

ARTICULOS RECIENTES