octubre 16, 2019

Select your Top Menu from wp menus

El ITESO apuesta por la dignidad y la justicia

El ITESO apuesta por la dignidad y la justicia

·         Ante el escenario de crisis que atraviesa el país, y Jalisco en particular, la Universidad Jesuita de Guadalajara dio a conocer su nuevo centro que estará enfocado en la defensa de los derechos humanos. 

Con el objetivo de rescatar la dignidad humana y buscar justicia para las víctimas que han visto violados sus derechos humanos, el ITESO ha puesto en marcha el Centro Universitario por la Dignidad y la Justicia Francisco Suárez, SJ, espacio que busca ser una respuesta concreta a la grave crisis en materia de derechos humanos que atraviesa el país, y Jalisco en particular, situación que ha sido denunciada y evidenciada en múltiples ocasiones por organismos tanto locales como nacionales e internacionales.

Al asumir el cargo como Rector del ITESO en octubre del año pasado, Luis Arriaga, SJ, integró una comisión que hiciera un diagnóstico sobre la situación de los derechos humanos en el estado y en la región. El nuevo centro, que forma parte de la Dirección de Integración Comunitaria de la universidad y es dirigido por Alejandra Nuño, es producto del trabajo de dicha comisión.

“Obstaculizada la convivencia, deterioradas las instituciones que la garantizan, rotas las certezas que dan seguridad a las ciudadanas y ciudadanos en su actuación, los derechos humanos —y la misma dignidad humana—, pasan a segundo término. Es relevante entonces insistir en los derechos humanos como instrumentos adecuados para el fortalecimiento de nuestras sociedades”, dijo Luis Arriaga, SJ, durante la presentación oficial del Centro Universitario por la Dignidad y la Justicia Francisco Suárez, SJ.

El Rector detalló que el centro trabajará con cuatro programas principales:

  • Desaparición, tortura y ejecuciones extrajudiciales, desde el cual se buscará incidir en la agenda pública para comprender mejor estos fenómenos.
  • Seguridad ciudadana y justicia, desde donde se realizarán diagnósticos de las consecuencias que tienen en los derechos humanos factores como la militarización o el colapso de las instituciones encargadas de la procuración de justicia.
  • Violencia de género, que trabajará en temas de violación de derechos humanos de las mujeres y de los colectivos de diversidad sexual.
  • Derecho al agua y el territorio, que pretende hacer efectivo el derecho a la tierra y el territorio, así como a la movilidad, la vivienda y un medio ambiente sano.

“Desde el ITESO, Universidad Jesuita en Guadalajara, soñamos con un mundo mejor y hacemos esta propuesta para trabajar, desde una academia activa y comprometida, con todas aquellas personas, universidades e instituciones que quieran caminar en esta utopía para cambiar nuestra realidad”, añadió Arriaga.

Cada uno de los programas arriba descritos realizará cinco tareas principales, de acuerdo a sus líneas de trabajo: litigio estratégico, fortalecimiento institucional y generación de capacidades en actores sociales, incidencia en políticas públicas, información, análisis, investigación e innovación en torno a la situación de los derechos humanos en Jalisco y la región, y acompañamiento a víctimas de violaciones de derechos humanos desde un enfoque diferencial que garantice el derecho a la verdad, el acceso a la justicia, la reparación y con garantías de no repetición.

Con nombre y apellido

Se llama Centro Universitario por la Dignidad y la Justicia y se apellida Francisco Suárez, SJ. El nombre proviene del jesuita, teólogo, filósofo y jurista español, nacido en el siglo XVI y que es considerado como una de las principales figuras del movimiento de la Escuela de Salamanca.

Al referirse al jesuita, Luis Arriaga, SJ, señaló que la decisión de ponerle su nombre al centro tiene que ver con la búsqueda de que desde ahí se repliquen algunas de las características que distinguieron a Francisco Suárez, SJ, tales como el rigor intelectual, filosófico y académico; el trabajo basado en los derechos humanos y centrado en las personas, en su dignidad y el derecho internacional, y el rechazo ante las injusticias y el análisis crítico de la realidad ante las injusticias.

“La figura de Francisco Suárez, SJ, refleja lo que esperamos de este centro”, dijo el Rector.

Alejandra Nuño, directora del centro, recalcó los diferentes esfuerzos que ha hecho el ITESO para responder a la crisis de derechos humanos que atraviesan México en general y Jalisco en particular, y señaló que la fecha de presentación del centro, 28 de agosto, era muy especial en la lucha de la defensa de los derechos humanos porque “hace 41 años se realizó, en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, la huelga de mujeres que exigían la presentación con vida de los desaparecidos. El Comité Eureka nos recuerda las deudas que tenemos pendientes en materia de derechos humanos”.

Bienvenida local e internacional

Para su inauguración, el Centro Universitario por la Dignidad y la Justicia contó con la participación de representantes del gobierno estatal y de instancias internacionales. Rainer Huhle, profesor invitado de la Universidad de Nuremberg y exintegrante del Comité de la ONU contra la Desaparición Forzada, felicitó a la Universidad Jesuita de Guadalajara por aceptar el reto de trabajar a favor de los derechos humanos. Señaló que era una gran oportunidad para orientar a la sociedad entera, no sólo a la comunidad universitaria, y ofreció crear un vínculo para trabajar en colaboración con la Universidad de Nuremberg.

Anna Karolina Chimiak, del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad), asociación que da seguimiento al tema de derechos humanos y acompañamiento a quienes los ven violentados, celebró en nombre de la asociación la apertura del Centro Francisco Suárez, SJ, y señaló que es

momento de “cambiar el paradigma del papel que debe jugar la sociedad civil. Es hora involucrar a los profesores y estudiantes en la defensa de los derechos humanos”.

En la misma línea se expresó Patricia Martínez, coordinadora general estratégica de Gestión del Territorio del Gobierno de Jalisco, quien señaló que el ITESO es un actor importante en el estado y, desde su área de trabajo, subrayó la importancia de trabajar por el derecho a la ciudad.

Finalmente, Jan Jarab, representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, se sumó a las felicitaciones para la Universidad y señaló que la apertura del centro era una evidencia “del compromiso [del ITESO] por la promoción y la defensa de los derechos humanos en México”.

Desapariciones

También recalcó la crisis que vive el país por las desapariciones, la tortura, las violaciones de los derechos humanos de los pueblos indígenas, y señaló que “en ese contexto, las universidades pueden hacer grandes cosas desde el ámbito educativo y desde la investigación”. Finalmente, señaló que el Centro Universitario por la Dignidad y la Justicia Francisco Suárez, SJ, es una “muestra de la vocación transformadora del ITESO. Los retos nos interpelan a ser más creativos y a formar nuevas estrategias de incidencia”.

Para contactar con el Centro Universitario por la Dignidad y la Justicia Francisco Suárez, SJ, del ITESO, puede marcar al 3669 3434, extensión 3467, o escribir a ceciliab@iteso.mx.



Deja un comentario:


NOTAS RELACIONADAS: