junio 04, 2020

Select your Top Menu from wp menus

La Lucha (Deluxe), disco que fusiona el pop alternativo y las composiciones de Edna Ordóñez

La Lucha (Deluxe), disco que fusiona el pop alternativo y las composiciones de Edna Ordóñez
Banner 1 coyuca

Deluxe.- Con el fin de conservar y difundir la lengua rarámuri y de preservar el uso del chapareke —instrumento musical originario de Chihuahua en peligro de desaparecer—, el grupo Edna and the Musicians logró, en un disco de 16 piezas, fusionar el pop alternativo y arreglos artísticos (ensamble de guitarra, voz, percusiones, bajo, flauta transversal y violín) con las composiciones de la autora Edna Ordóñez Ramos.

Financiado con recursos del Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMYC), el grupo produjo La Lucha (Deluxe), el cual consigue crear atmósferas que transportan a los más hermosos paisajes de la sierra tarahumara para conectar musicalmente con los rarámuris y mestizos que habitan en la urbe, además de aportar al patrimonio cultural de Chihuahua.

El álbum incluye la música original del grupo y consta de 16 canciones, de las cuales seis, en dicha lengua, conforman el EP Un sueño rarámuri. Entre sus temas se hallan “Sobre ti”, “El Guerrero”, “Nekówala” y “Nemi Gíte”, por mencionar algunos.

Edna Ordóñez, compositora, vocalista y músico de profesión, narra cuál fue el trabajo de producción para este material que presentaron el pasado 12 de septiembre en el Teatro de Cámara Fernando Saavedra de la ciudad de Chihuahua:

“Para empezar, yo soy compositora, y desde hace mucho queríamos mudarnos a la Ciudad de México para continuar nuestro desarrollo artístico, pero antes decidimos hacer un tributo a nuestra tierra, es decir, que mi música estuviese dirigida a los rarámuris, a cualquiera de ellos, pero principalmente a los que viven en la urbanidad”.

Lo que se explico

Explica que muchos, cuando llegan a la ciudad, enfrentan un fuerte choque cultural por el cual toman a veces un camino distinto, esto es, “como que no se enorgullecen o no se empoderan de ser rarámuri, y nosotros empezamos a descubrir dentro de nuestra investigación que la música podía empoderarlos”.

Para ello, detalla, se trabajó con un chico llamado José Fierro, rarámuri y estudiante de la ciudad, quien ayudó con la traducción de las canciones a la lengua oriunda de Chihuahua.

El resultado fue “algo súper mágico”, expresa emocionada, ya que para los jóvenes escuchar su música bien grabada, de calidad, con influencia de otros lados, con algo nuevo, e incluir su lengua, tan bella, y todavía intentar buscar un trasfondo musical en sus raíces, causó un resultado hermoso.

Después de un año, y luego de atravesar por un momento de mala suerte en el cual fueron robados su camioneta y su equipo —musical y de cómputo— en los Estados Unidos, finalmente, en abril de 2018, lograron terminar de producir el disco.

El trabajo del grupo, integrado por la propia Edna Alejandra Ordóñez Ramos (cantautora y directora artística), Gustavo Ordóñez Mendoza (productor, arreglista, percusiones, guitarra y director musical del proyecto), Javier Hernández (guitarra), Jesús Carlos Andujo (bajo eléctrico), y los músicos invitados Itzel Venzor (violín), Paulina Luján Venzor (flauta transversal) y Martín Makawi  (chapareke), así como José Fierro (traducción y adaptación de letras), con la asesoría de producción de Alan Saucedo, fue intenso.

Lo que se destaco  

Fuimos a la Sierra Tarahumara, hicimos una gira, visitamos lugares, conocimos gente rarámuri, batallamos mucho para que se abrieran con nosotros; hicimos las traducciones no literalmente, sino para que los rarámuris realmente entendieran la letra y el concepto de la canción y la sintieran”, apunta.

De igual forma, destaca que la producción musical llevó un proceso largo, empezando por una extensa investigación y análisis profundo de los sonidos característicos del folclor rarámuri, así como la composición de las letras en español inspiradas en tabúes sociales sobre temas  actuales, los cuales incluyen el amor, el valor de la perseverancia, la pérdida de un ser querido, el sentir de la mujer reprimida por las costumbres culturales y más, para después ser traducidas y adaptadas a la lengua indígena.

Dirigido a los jóvenes rarámuris que migran a la ciudad, pero conservan sus costumbres y lengua, este fue un gran reto, pues hay muchas palabras que en su lengua materna no existen para referirse, por ejemplo, a los temas del amor, pero que actualmente, y gracias a los hablantes bilingües, el español incluye, logrando así una adaptación y fusión actuales.

Banner coyuca 2
Banner coyuca 2


Deja un comentario:


NOTAS RELACIONADAS: