14 C
New York
viernes, abril 12, 2024

Evodio: fracturar planes de Añorve

Evodio: fracturar planes de Añorve

LECTURA POLÍTICA por: Noé Mondragón Norato

En la eventual alianza PRI-PRD-PAN para Guerrero, los reacomodos que vienen configurándose revelan lo que parece obvio: al PRD le correspondería la candidatura al senado para la próxima elección federal de 2024. Y aunque el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas Alito, presuma que, en las elecciones recientes de Coahuila y el Estado de México, su partido obtuvo más votos que el PAN y el PRD, al final de cuentas necesita fortalecer esa alianza rumbo a la elección de gobernador de 2027. El pulso central es que debe ceder la candidatura al senado al PRD. Contra todas las inconformidades priistas que pudieran generarse. El pulso es elocuente.

ALIANZA FIRME O FRACTURADA. – Hay cuando menos tres escenarios que se están abriendo en la actual coyuntura de la disputa por el senado entre PRI y PRD. Se leen así:

Alito -Astudillo

1.- La venganza política de Alito contra el exgobernador priista Héctor Astudillo —que lo demandó ante el INE y el Trife por modificar los estatutos priistas con el fin de prolongar su periodo como dirigente nacional y al final, perdió—, atraviesa necesariamente el escenario electoral próximo. Y ahí, Astudillo tendió una alianza con el exaspirante a gobernador Mario Moreno Arcos. Desde ese momento, a este último comenzó a caérsele la candidatura al senado. De hecho, ya no tiene posibilidad alguna de lograrla. Porque en los reacomodos de esta alianza, el PRD es el partido que necesita acumular por lo menos un millón y medio de votos en la elección de 2024 a fin de mantener su registro. Y el PRI va más holgado en ese sentido. ¿Cómo podrían los tricolores exigir la candidatura al senado aquí, a sabiendas de que su aliado el PRD está en la orilla de perder su registro nacional? De ser así, el PRD estaría siendo utilizado por el PRI para sus fines de poder. Y así, ninguna alianza funciona.

Manuel Añorve aliado de Alito

2.- El personaje que manejará la negociación priista de las candidaturas en Guerrero, será el senador Manuel Añorve, aliado coyuntural de Alito. Pero Añorve no podría impedir que la candidatura al senado le quede al PRD. Aunque pretendiera hipotéticamente, vender la equidad de género para impulsar a su esposa Julieta Fernández Márquez, a quien, en un presumible Plan B, ya placea como aspirante del PRI por Acapulco. Además, Añorve no le perdona a Mario Moreno que este se fuera con Ángel Aguirre en la elección de gobernador de enero de 2011. Y rechazara ser coordinador de su campaña. Resultaría preferible para él ceder en la negociación esa candidatura al PRD, que otorgársela a Mario Moreno, a quien percibe como competencia interna rumbo a la elección de gobernador de 2027. La idea es entonces sacudírselo en la próxima elección presidencial. Dejarlo diezmado y sin posibilidad alguna. Con mucha más razón ahora que el excandidato priista a gobernador amarró una alianza política con el exgobernador Héctor Astudillo con quien Añorve cerró “la etapa de la amistad” según confesó en una filtración telefónica al incapaz y negligente edil de Iguala, David Gama Pérez.

Evodio Velazquez

3.- El personaje del PRD que está llamado a reclamar la candidatura al senado, es el exedil de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre. Porque en 2021, se metió a la competencia de gobernador y cedió el paso justamente a Mario Moreno, del PRI. Y es de los personajes que advierte una celada priista inminente en la disputa por esa candidatura. Por eso en distintas ocasiones ha demandado que el PRD vaya solo a la competencia electoral en Guerrero, en la cercana elección de 2024. A fines de mayo pasado, Evodio fue designado en la Comisión Nacional de Candidaturas del PRD nacional. Desde esa posición estaría haciendo la función de cuña política para conseguir la candidatura. Y si lograra esa hazaña, quedaría perfilado en automático, para la competencia por el gobierno estatal en el 2027. Desde luego, bajo otras condiciones y quizá, con otras alianzas. Porque si hay algo que teme el senador Añorve, es encontrarse de frente con la competencia. Por eso amarró la reelección de Javier Saldaña en la UAGro. Por eso tiende los hilos del poder por todos lados. Por eso intenta no dejar pasar a nadie al senado que represente un riesgo para sus proyectos de poder. Y si la candidatura queda en familia, mejor. Pero Evodio podría rompérselos. Fracturar sus planes. Ese es el punto.

Abelina López y Norma Otilia

HOJEADAS DE PÁGINAS…Dueñas absolutas del mundo del espectáculo y de la frivolidad, las alcaldesas de Acapulco Abelina López, y de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández, refrendan con creces esas etiquetas. La primera, permite que un “tiktokero”, realice un video montado en una patrulla de la Secretaría de Seguridad. Y se olvida del incendio de los más de 570 locales del mercado, promoviendo un festival de la comunidad lésbico-gay-transgénero. Norma Otilia por su parte, consiente que el ayuntamiento municipal sirva como salón de fiestas en la boda civil del síndico Andrei Marmolejo Valle, quien, para no variar en la política del espectáculo fiestero y pachanguero, pretende convertirse en el relevo de Norma Otilia en la alcaldía. Así de erradas y desorientadas están las políticas municipales en Acapulco y la capital. Y de algunos inexpertos aspirantes morenistas.

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

75,000FansMe gusta
631SeguidoresSeguir
451SeguidoresSeguir
1,795SeguidoresSeguir
13SeguidoresSeguir
11,700SuscriptoresSuscribirte

ARTICULOS RECIENTES