septiembre 22, 2020

Select your Top Menu from wp menus

Congreso: No al avasallamiento

Congreso: No al avasallamiento
Banner 1 coyuca

Foro político. Por: Salomón García Gálvez.

Mucho antes de que los 46 diputados tomaran protesta de ley, y asumieran sus cargos, sonaban tambores de guerra y se predecía una áspera confrontación entre legisladores de los partidos Morena, PRI y PRD, por el control del Congreso de Guerrero. No hubo enfrentamiento entre las fracciones ni representantes; se impusieron los acuerdos consensados.

Hubo un buen acuerdo entre los coordinadores de las fracciones parlamentarias, principalmente de Morena, PRI, PRD y el resto de las representaciones ante el Congreso: Que no habría discursos de posicionamientos de cada representatividad. Sería como meterle más combustible la hoguera. El horno no estaba para bollos.

Todo esto ocurrió la mañana del pasado sábado 1 de septiembre en el recinto parlamentario del Congreso Local, con motivo de la toma de protesta y sesión pública y solemne con motivo de la instalación de la 62 Legislatura de Guerrero. La ceremonia se llevó a cabo sin interpelaciones, sin eventos radicales; ningún boicot. No hubo gritos ni sombrerazos. Todo en paz y concordia.

Emocionados como todavía andan los diputados y políticos del partido Morena, que viven la euforia tras el aplastante triunfo de su presidente (electo) AMLO, hasta le aplaudieron al gobernador Héctor Astudillo Flores, cuando éste arribó a la sede del Congreso acompañado por la comisión de protocolo encabezada por el ya presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros. A éste, no le quedó de otras: saludó al mandatario estatal con fuerte apretón de mano en presencia del diputado Héctor Apreza y del titular del Poder Judicial, Alberto López Celis. Pablo III, tragó sapos y culebras, sin hacer gestos. ¡Así es la política!

Seguramente que a estas alturas el grupo parlamentario del partido Morena, ya asimiló que son mejor los acuerdos consensados, el buen diálogo y la buena negociación, que la confrontación estéril, para el buen funcionamiento del Congreso Local.

Morena no debe parecerse al otrora partido “de la sangre y la violencia”, como fue calificado el PRD durante su pasado e inusitado crecimiento político que lo llevó a ganar todo: La gubernatura dos veces, la alcaldía de Acapulco cuatro veces, el Congreso Local dos ocasiones y muchas alcaldías, senadurías, diputaciones federales y más cargos. Morena debe demostrar que es diferente al PRD, aunque se digan “de izquierda”.

Las cuentas alegres indican que en Guerrero el partido Morena tiene mayoría en el Congreso con sus 20 diputados más sus 2 aliados del partido Encuentro Social (PAS); el PRI tiene 10 diputados; el PRD 8 legisladores. Estas tres fracciones son las que decidirán casi todo en el Congreso. El PRD y PRI podrían convertirse en el “fiel de la balanza”.

La chiquillada en el Congreso quedó así: 2 diputados del PT, 1 del MC, 1 del PAN y 2 del PVEM, para un total de 46 legisladores. Los diputados de la chiquillada podrían vender “caro su amor” (voto), dependiendo de las circunstancias; a eso se le llamaría la prostitución legislativa… Al tiempo.

Y si el PRI se quedó con la titularidad de la mesa directiva en el Congreso, lo que ocurrió es que se respetó la ley interna; les correspondía como segunda fuerza; la Junta de Coordinación Política (Jucopo) le corresponde al partido Morena y al Coordinador parlamentario Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, encabezarla. No hubo “agandalle”, tampoco avasallamiento, ni nada por el estilo. Al PRD también se le dio “jugada” por ser la tercera fuerza.

Lo que vendrá ahora son el reparto de comisiones y después las direcciones más otras posiciones. Al partido Morena le toca la administración del Congreso, por ser mayoritario, pero eso no es sinónimo de autoritarismo y avasallamiento. Lo que conviene es una buena negociación entre todas las fracciones parlamentarias, sin demérito de nadie.

La composición y correlación de fuerzas al interior del Congreso es muy diferente a otras legislaturas. Es inédito lo que ocurre. Morena no es mayoría mecánica; sólo si el PRD o el PRI le dieran su respaldo; y/o bien el resto de diputados de la chiquillada decidieran en conjunto respaldar a los diputados morenos.

Lo que se espera es que el Congreso Local funcione bien; que se convierta en un contrapeso del Poder Ejecutivo, cuyo titular Héctor Astudillo Flores ha manifestado su respeto a la división de poderes; se pronunció por una relación de trabajo conjunto y colaboración con los integrantes de la 62 Legislatura en eras de que a los guerrerenses les vaya mejor. En pocas palabras que los guerrerenses transitan por la pluralidad y el fortalecimiento de las instituciones…Punto.

salomong11@yahoo.com.mx  

Banner coyuca 2
Banner coyuca 2


Deja un comentario:


NOTAS RELACIONADAS: