septiembre 20, 2020

Select your Top Menu from wp menus

La justicia tarda y a veces nunca llega

La justicia tarda y a veces nunca llega
Banner 1 coyuca

Dos jóvenes menores de edad han relatado el abuso físico y psicológico que vivieron en carne propia por parte de policías. 

El primero de ellos, llamado Mauricio de 17 años, fue torturado por los policías para que este se declarara culpable de un feminicidio que él no cometió, lo amarraron de los pies y lo colgaron del techo, además recibió toques eléctricos en sus genitales y en diversas partes del cuerpo. 

Lo torturaron por tres días seguidos, además ejercieron violencia psicológica contra él, diciéndole que había testigos declarando que él estaba detrás del crimen. 

Hasta la fecha, Mauricio continua preso, fue golpeado durante su arresto y el proceso de internamiento, pero también lo vincularon de delitos que el no cometido. 

Otras de las víctimas de elementos policiacos es Fernando y sus padres, quienes fueron arrestados por vivir cerca de un lugar donde hallaron el cuerpo de una mujer, los arrestaron por presuntamente haber asesinado a la mujer. 

Fernando durante los tres días que paso en los separos fue golpeado por los agentes, además de que ejercieron también violencia psicológica, ya que los policías le dijeron que sus padres estaban en camino a un reclusorio, pero él podía salvarlos echándose la culpa. Por temor lo hizo, se echó la culpa del crimen, aunque él sabía bien, que tanto él como sus padres eran inocentes. 

Al entrar al reclusorio fue víctima de violación sexual por párete de sus compañeros y cumplió 5 años en prisión siendo inocente. 

Banner coyuca 2
Banner coyuca 2


Deja un comentario:


NOTAS RELACIONADAS: