septiembre 20, 2020

Select your Top Menu from wp menus

Termina el sueño americano, migrantes se regresan a su país

Termina el sueño americano, migrantes se regresan a su país
Banner 1 coyuca

Los migrantes salvadoreños empiezan a rendirse y temen que el Ejército estadunidense los maten

Luego de que el presidente de Estados Unidos ordenará al Ejército Estadunidense el uso de la fuerza letal contra migrantes que intenten entrar a la fuerza y con violencia a Estados Unidos, algunos migrantes han decidido dar retorno y volver a su país, pese a que llevan días caminando por México pasando frio, hambre y discriminación.

Los migrantes se han dado cuenta que la posibilidad de entrar a Estados Unidos es mínima, sólo muy pocos migrantes tendrán la suerte de ser aceptados para tener asilo en la tierra estadunidense.

Y debido a la autorización de Trump, los migrantes temen que las cosas se salgan más de control y mueran en su intento por cumplir el sueño americano.

Maritza del Carmen Méndez, perteneciente a la caravana salvadoreña, ha decidido volver al Salvador, al menos hasta que “las aguas se calmen” y después intentar nuevamente ingresar a Estados Unidos.

Tras su travesía, la salvadoreña dice que ya es hora de volver a casa. 

“He perdido la cuenta de cuántos días llevo caminando, creó que salimos el 31 (octubre) de allá y pues creó que llevamos 24 días aproximadamente. La mayoría piensa establecerse aquí y ver si pueden sacar papeles para la visa humanitaria, eso dicen, yo ya no quiero, se está poniendo muy feo, no quiero que me maten si entro por la frontera a Estados Unidos, me voy a regresar, ya luego veré”, expresa.

Triste y con un cansancio visible advierte que “si el presidente de Estados Unidos cumple lo que ha dicho y nos quiere disparar, yo creo que se le puede armar un gran problema con El Salvador, porque no está matando perros ni gallinas, va a matar humanos. Esto ya se salió de control, no voy a morir así”.

“Yo ya quiero que me deporten, voy a firmar mi deportación, yo me regreso a mi país, con tantas cosas que están pasando créame que a mí me da miedo, prefiero regresarme y ya cuando las aguas hayan bajado, lo intento. Mi familia que está en Estados Unidos me ha prometido que me va a mandar traer con coyote para que no me arriesgué en la frontera, así es mejor”, cuenta mientras tímidamente sonríe.

Por eso mismo, la salvadoreña esta en espera de que un grupo de migrantes de El Salvador se junte para iniciar el retorno a su país.

“Estamos esperando a que se arme un buen grupo para la deportación porque ayer también se fue un buen grupo de regreso para El Salvador, y ya después lo volveré a intentar ya más tranquilo, vengo yo sola y aquí me he apoyado nada más con un señor que es el esposo de una prima mía, pero igual él también ya se va a regresar”, puntualiza.

Maritza señaló que ella salió huyendo de El Salvador debido a la falta de empleo, extorsiones y falta de oportunidades, y quedarse en México sola no es una opción.

“Me fui porque una parte han sido extorsiones y porque pues cuesta mucho encontrar trabajo, y si uno haya trabajo las pandillas están a la orden del día, es muy difícil allá, yo trabajaba en una fábrica que pagaba muy poco y además le ponen renta a uno, ya no hay vida”, agrega.

Por otro lado, Ernesto, migrante salvadoreño, ha decidido no dejar su esfuerzo en vano y decidió quedarse en México hasta que el gobierno canadiense les ofrezca algún tipo de ayuda.

“Nosotros vamos a estar aquí, a ver qué logramos y a ver si Canadá nos ayuda, vamos a quedarnos aquí porque a los que se fueron ahora, solo Dios los acompaña. Se fueron a ver qué logran, ya no hay nada cierto a partir de aquí”, dice.

Ernesto señaló que los mexicanos están molestos por algunas acciones que algunos migrantes hacen como ponerse violentos y despreciar la ayuda de las organizaciones, pero aclaró que no todos hacen lo mismo, los que van en paz se separan de aquellos que sólo buscan problemas.

“El problema es que, pues, algunos vienen echando desmadre, robando y haciendo cosas que no deben, por eso es que también la gente se ha puesto rebelde aquí en México, porque, pues, los otros compañeros que andan haciendo cosas que son contra la ley y está mal. La gente está enojada y ellos vienen haciendo sus desmadres por todo el camino. Nosotros nos alejamos de ellos”, subraya.

“Nosotros, los salvadoreños, hemos venido tranquilos, hemos venido en son de paz; no queremos ocasionar problemas, queremos cumplir nuestro sueño llegar a Estados Unidos y trabajar, y, pues, a pesar de que todos venimos de la misma zona, sí hay diferencia entre nosotros. Se ha creado diferencia entre los salvadoreños los guatemaltecos y los hondureños, yo creo que han sido más problemas con los hondureños, por eso nosotros nos hemos alejado de ese grupo”, agrega.

Ernesto señala que el sueño comienza a terminar y es hora de despertar para saber cuál y hacía donde será su siguiente paso, ese que espera lo lleve a un mejor destino.

 

 

 

 

Banner coyuca 2
Banner coyuca 2


Deja un comentario:


NOTAS RELACIONADAS:

Termina el sueño americano, migrantes se regresan a su país

Termina el sueño americano, migrantes se regresan a su país
Banner 1 coyuca

Los migrantes salvadoreños empiezan a rendirse y temen que el Ejército estadunidense los maten

Luego de que el presidente de Estados Unidos ordenará al Ejército Estadunidense el uso de la fuerza letal contra migrantes que intenten entrar a la fuerza y con violencia a Estados Unidos, algunos migrantes han decidido dar retorno y volver a su país, pese a que llevan días caminando por México pasando frio, hambre y discriminación.

Los migrantes se han dado cuenta que la posibilidad de entrar a Estados Unidos es mínima, sólo muy pocos migrantes tendrán la suerte de ser aceptados para tener asilo en la tierra estadunidense.

Y debido a la autorización de Trump, los migrantes temen que las cosas se salgan más de control y mueran en su intento por cumplir el sueño americano.

Maritza del Carmen Méndez, perteneciente a la caravana salvadoreña, ha decidido volver al Salvador, al menos hasta que “las aguas se calmen” y después intentar nuevamente ingresar a Estados Unidos.

Tras su travesía, la salvadoreña dice que ya es hora de volver a casa. 

“He perdido la cuenta de cuántos días llevo caminando, creó que salimos el 31 (octubre) de allá y pues creó que llevamos 24 días aproximadamente. La mayoría piensa establecerse aquí y ver si pueden sacar papeles para la visa humanitaria, eso dicen, yo ya no quiero, se está poniendo muy feo, no quiero que me maten si entro por la frontera a Estados Unidos, me voy a regresar, ya luego veré”, expresa.

Triste y con un cansancio visible advierte que “si el presidente de Estados Unidos cumple lo que ha dicho y nos quiere disparar, yo creo que se le puede armar un gran problema con El Salvador, porque no está matando perros ni gallinas, va a matar humanos. Esto ya se salió de control, no voy a morir así”.

“Yo ya quiero que me deporten, voy a firmar mi deportación, yo me regreso a mi país, con tantas cosas que están pasando créame que a mí me da miedo, prefiero regresarme y ya cuando las aguas hayan bajado, lo intento. Mi familia que está en Estados Unidos me ha prometido que me va a mandar traer con coyote para que no me arriesgué en la frontera, así es mejor”, cuenta mientras tímidamente sonríe.

Por eso mismo, la salvadoreña esta en espera de que un grupo de migrantes de El Salvador se junte para iniciar el retorno a su país.

“Estamos esperando a que se arme un buen grupo para la deportación porque ayer también se fue un buen grupo de regreso para El Salvador, y ya después lo volveré a intentar ya más tranquilo, vengo yo sola y aquí me he apoyado nada más con un señor que es el esposo de una prima mía, pero igual él también ya se va a regresar”, puntualiza.

Maritza señaló que ella salió huyendo de El Salvador debido a la falta de empleo, extorsiones y falta de oportunidades, y quedarse en México sola no es una opción.

“Me fui porque una parte han sido extorsiones y porque pues cuesta mucho encontrar trabajo, y si uno haya trabajo las pandillas están a la orden del día, es muy difícil allá, yo trabajaba en una fábrica que pagaba muy poco y además le ponen renta a uno, ya no hay vida”, agrega.

Por otro lado, Ernesto, migrante salvadoreño, ha decidido no dejar su esfuerzo en vano y decidió quedarse en México hasta que el gobierno canadiense les ofrezca algún tipo de ayuda.

“Nosotros vamos a estar aquí, a ver qué logramos y a ver si Canadá nos ayuda, vamos a quedarnos aquí porque a los que se fueron ahora, solo Dios los acompaña. Se fueron a ver qué logran, ya no hay nada cierto a partir de aquí”, dice.

Ernesto señaló que los mexicanos están molestos por algunas acciones que algunos migrantes hacen como ponerse violentos y despreciar la ayuda de las organizaciones, pero aclaró que no todos hacen lo mismo, los que van en paz se separan de aquellos que sólo buscan problemas.

“El problema es que, pues, algunos vienen echando desmadre, robando y haciendo cosas que no deben, por eso es que también la gente se ha puesto rebelde aquí en México, porque, pues, los otros compañeros que andan haciendo cosas que son contra la ley y está mal. La gente está enojada y ellos vienen haciendo sus desmadres por todo el camino. Nosotros nos alejamos de ellos”, subraya.

“Nosotros, los salvadoreños, hemos venido tranquilos, hemos venido en son de paz; no queremos ocasionar problemas, queremos cumplir nuestro sueño llegar a Estados Unidos y trabajar, y, pues, a pesar de que todos venimos de la misma zona, sí hay diferencia entre nosotros. Se ha creado diferencia entre los salvadoreños los guatemaltecos y los hondureños, yo creo que han sido más problemas con los hondureños, por eso nosotros nos hemos alejado de ese grupo”, agrega.

Ernesto señala que el sueño comienza a terminar y es hora de despertar para saber cuál y hacía donde será su siguiente paso, ese que espera lo lleve a un mejor destino.

 

 

 

 

Banner coyuca 2
Banner coyuca 2


Deja un comentario:


NOTAS RELACIONADAS: