18.6 C
New York
sábado, abril 20, 2024

La quinta corcholata

La quinta corcholata

LECTURA POLÍTICA por: Noé Mondragón Norato

Las cuatro “corcholatas presidenciales” destapadas desde hace meses, estarían en realidad, escondiendo la verdadera decisión presidencial: que AMLO saque en el último momento, un as de la manga. El caballo negro inesperado. Un personaje que no ha sido expuesto demasiado a la lumbrera mediática. Y que podría condensar sus verdaderas intenciones traducidas en el pago de favores políticos con el pasado de lucha al que fue inducido hasta arribar a la presidencia del país. Hay lecturas perturbadoras al respecto.

SIMBOLISMOS Y COMPROMISOS POLÍTICOS. – En el último tramo de su gobierno, AMLO estaría tentado a cambiar a sus “corcholatas”. Y sustituirlas por alguien a quien no se percibe en el panorama. Es cuestión de atar cabos:

Quinta Corcholata

1.- El actual presidente es un personaje cuyo estilo de hacer política se asocia con el pago de compromisos políticos. Lo hizo así con el senador Toro, a quien, pese a los vendavales mediáticos y políticos surgidos al calor de la competencia por el gobierno estatal en la elección de 2021, mantuvo siempre dentro de la competencia electoral. Y cuando la actual gobernadora arribó al cargo, AMLO simplemente pagó sus compromisos de poder con su pasado opositor. La adhesión a su proyecto político que siempre se mantuvo viva por parte del senador Toro.

Quinta corcholata

2.- Con el llamado “líder moral” del PRD, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, su relación política ha dado bandazos entre los alejamientos y los reencuentros. El punto más álgido entre ambos fue cuando Cuauhtémoc amagó con irse al proyecto “Colectivo por México” que el pasado 30 de enero presentó el documento titulado “Un punto de partida”, el cual cuestionaba “el México de una sola voz”, refiriéndose por supuesto, al actual presidente del país. Al final, Cárdenas no se sumó a dicho proyecto, pese a la ácida crítica de AMLO en su Mañanera en la que lo evaluó como uno más de sus adversarios. “No me fui, porque no había llegado”, dijo Cárdenas en una entrevista concedida al diario español El País. En esa misma conversación asumió que “no soy adversario de AMLO”. Desde luego, se leyó como un reencuentro con el presidente. Y quizá, esa postura esconda algo más.

Quinta corcholata

3.- Para justificar su ausencia del Colectivo por México, Cárdenas lo simplificó con una simple frase: “por consideraciones de carácter político no seguiré participando más”. ¿Qué encerraban esas consideraciones? Hay por lo menos tres pistas. Una se relaciona con el hecho de que, tras la arenga de AMLO por la fallida integración de Cuauhtémoc al Colectivo por México, el hijo de este último, Lázaro Cárdenas Batel, presentó su renuncia como coordinador de asesores de AMLO. Dos, tras la entrevista de Cuauhtémoc con el diario El País, el presidente admitió la renuncia de Lázaro el viernes 17 de marzo. Fue ubicado como integrante de la Comunidad de Estados Americanos y Caribeños (CELAC) de la que el propio López Obrador fue presidente pro tempore de 2020 a 2022. La CELAC se encarga de tender puentes de entendimiento con aquellos países latinoamericanos afines ideológicamente con la 4T. Y tres, el presidente admitió que “Cárdenas Batel seguirá apoyando al gobierno de México, porque él lleva la relación con países que apoyan a México para contar con médicos especialistas, como es el caso de Cuba. Incluso la esposa de Lázaro es cubana. No hay que descartarlo para el 2024, es parte de los que van a sustituirnos, del relevo generacional”.

Quinta corcholata

4.- Así y de un solo golpe, AMLO metió en la sucesión presidencial al hijo de Cuauhtémoc Cárdenas y nieto del general Lázaro Cárdenas, uno de los pocos presidentes estadistas del país. ¿Es acaso este hipotético y presumible acuerdo soterrado lo que hizo que Cuauhtémoc Cárdenas no se integrara al Colectivo por México? En la escala de compromisos políticos por cobrar, ¿a quién debe AMLO más? ¿A sus cuatro corcholatas que sembró y sumó a lo largo de su trayecto como opositor? ¿O al personaje clave —Cuauhtémoc Cárdenas—que lo persuadió de convertirse como tal en 1988, renunciar al PRI, luego competir por el gobierno de Tabasco y de ahí crecer como dirigente de izquierda? Sin la sombra política y los impulsos iniciales de Cárdenas, AMLO no hubiese llegado jamás como presidente de México. Por eso, podría estar instalado ya, en el camino de pagar esos favores y compromisos de poder. Lázaro Cárdenas es la quinta corcholata.

Hojeada de Paginas

HOJEADAS DE PÁGINAS…Con diputados locales enmudecidos y sin cuestionar absolutamente nada, los integrantes de la 63 legislatura le tomaron protesta como alcaldesa sustituta de Cutzamala, a la hija de quien lo era. Es decir, de la priista Rosa Jaimes López. “Para atender asuntos personales” fue la justificación de Rosa para separarse del cargo. El Congreso local y sus diputados tampoco quisieron indagar ni revelar las razones de ese enroque. Lo cual confirma que es un Congreso local de ornato en el cual se opta por llevar la fiesta en paz. Sin que se comprometan en absoluto con temas “espinosos” los llamados “representantes populares”.

 

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

75,000FansMe gusta
631SeguidoresSeguir
451SeguidoresSeguir
1,795SeguidoresSeguir
13SeguidoresSeguir
11,700SuscriptoresSuscribirte

ARTICULOS RECIENTES