mayo 18, 2022

Select your Top Menu from wp menus

En Cuba niños y adolescentes cuentan con esquema completo de vacunación

En Cuba niños y adolescentes cuentan con esquema completo de vacunación

No hay niños fallecidos, graves ni críticos, luego de concluida la vacunación contra la COVID-19.

En Cuba, 1 874 565 niños entre dos y 18 años tienen su esquema completo de vacunación contra la COVID-19, lo que ha posibilitado que en el país no se reporten fallecidos, ni casos graves o críticos en esas edades, luego de la campaña desplegada en toda la nación, primera de su tipo en el mundo para combatir esta enfermedad.

La doctora María Eugenia Toledo Romaní, investigadora líder de Soberana 02, resaltó la decisión tomada por el país — muy tempranamente — de vacunar a sus niños y adolescentes, lo que permitió “adelantarnos” a la ola de la variante Ómicron. Por tanto, dijo, hoy estamos teniendo muchos menos casos pediátricos con COVID-19, si  nos comparamos con otros países del mundo.

La doctora del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí informó que en Cuba se han administrado más de cinco millones de dosis de Soberana y la cobertura en niños entre dos y 18 años es de un 96,6%.

Un elemento importante, agregó, ha sido la seguridad con que todo se concluyo: los eventos adversos asociados a esta campaña de vacunación fueron menos del 0,01%. Los más serios tuvieron que ver con eventos locales, no hubo eventos sistémicos en los niños vacunados. En Cuba, afirmó, no existe ningún reporte de miocarditis o pericarditis a causa de nuestras vacunas.

Toledo Romaní habló de las estimaciones hechas por los investigadores de Soberana sobre cómo cambia el riesgo en un niño que se vacuna y en otro que no lo hace. Un niño que no recibe sus dosis, detalló, “tiene 18, 2 veces más riesgo de enfermarse, pero además tiene mucho más riesgo de padecer las formas severas de la enfermedad”.

Dosis de Soberana Plus

En su actualización, la investigadora igualmente informó sobre los 132 mil niños convalecientes de COVID-19 que han recibido su dosis de Soberana Plus. Según refirió, en los estudios se demostró que son similares los títulos de anticuerpos de los niños convalecientes inmunizados solo con Soberana Plus y los que recibieron las tres dosis.

Llamó la atención sobre el hecho de que “el  impacto de la vacunación no solo puede verse en la salud, en los casos reportados o en las formas graves evitadas”. También tenemos que detenernos en el impacto social y económico que dio la posibilidad de que los niños cubanos volvieran a sus escuelas. La campaña de vacunación con Soberana, consideró la investigadora, “fue una fiesta: la fiesta por volver a la escuela”.

NOTAS RELACIONADAS: