mayo 28, 2020

Select your Top Menu from wp menus

Este es el testimonio de una joven china de Wuhan

Este es el testimonio de una joven china de Wuhan
Banner 1 coyuca

Desde la semana pasada, las principales ciudades de los Estados Unidos, como Nueva York, y desde unos días antes, muchas ciudades densamente pobladas de Europa comenzaron a implementar la política de mantener un distanciamiento físico para detener el coronavirus COVID-19; es decir, trabajar desde casa y reducir los viajes innecesarios para hacer frente a la amenaza de la nueva epidemia.

Esto significa que las personas necesitan temporalmente cambiar por completo su estilo de vida, pasando de prácticamente de chocar los unos a otros a vivir en aislamiento, manejando en las cuatro paredes de casa desde asuntos de trabajo a los de la vida privada a través del cordón umbilical en el que se ha convertido internet.

El cambio de trabajo y estilo de vida no solo conlleva una importante sensación de inseguridad, sino que también hace que muchas personas se sientan ansiosas, inquietas e incluso deprimidas.

Nuestros compañeros de Noticias ONU en chino hablaron por teléfono con una habitante de la ciudad china de Wuhan, epicentro de la pandemia del coronavirus COVID-19, y le pidieron que compartiera cómo había sobrevivido a su encierro en los últimos dos meses.

Su relato y experiencia puede ayudarnos a quienes recién hemos comenzado a vivir en confinamiento a manejar mejor esta dramática situación.

¿Cuándo comenzaste a vivir en aislamiento?

Fui a la casa de mis padres desde mi lugar de residencia el 23 de enero. Allí me sorprendió el confinamiento que está terminando ahora, aunque aún es imposible abandonar nuestra comunidad. Hasta donde yo sé, muchos residentes ya pueden ir de compras, y algunas personas fuera de Wuhan en la provincia de Hubei también pueden regresar a Wuhan para trabajar.

¿Puedes recordar cómo viviste cuando la ciudad se cerró y pidieron quedarse en casa?

La sensación en ese momento fue en realidad un poco repentina, porque fui a casa de mis padres el día el 23 de enero, y ahí recibí la noticia del cierre de la ciudad por la noche. De hecho, no había tiempo para responder. Sentía que la epidemia era muy grave en aquel momento, pero no anticipé cuánto duraría. Creía que el encierro duraría hasta el Festival de Primavera o el Festival de los Faroles, a mediados de febrero. Hubo algo de pánico, pero ya era demasiado tarde para digerir la sensación.

Los habitantes de Wuhan están separados?

Hasta donde yo sé, todo se fue volviendo gradualmente más estricto. En la primera semana o dos, los residentes podían salir a comprar verduras, ir a los negocios, y los supermercados no estaban cerrados. Luego, con el aumento de casos graves de la epidemia, se sugirió que los ancianos deberían permanecer en el interior y no salir en absoluto. Algunos jóvenes podían bajar y moverse por la comunidad. Sin embargo, la gestión era muy estricta. Las personas no tenían permitido entrar o salir de su lugar de residencia. Solo el personal médico y de enfermería y algunos trabajadores esenciales podían ingresar o salir después de haber obtenido un pase.

¿Qué preparativos mentales y materiales hiciste para el aislamiento?

La última vez que fuimos de compras fue en realidad el 23 de enero, porque ya era la víspera de Año Nuevo. El personal nos informó de que nos abasteciéramos de productos cotidianos, pero solo nos dijo que nos preparáramos para unos 10 días. Entonces, lo que compramos no fue suficiente. Ahora recuerdo que en aquel momento lo más importante para el uso diario era el desinfectante de manos. Pero luego siempre falta algo. Por ejemplo, si usas hilo dental habitualmente o no tienes termómetro puedes necesitar comprarlos después.

En aquel momento lo más importante para el uso diario era el desinfectante de manos.

También está el aspecto de la comida, es decir, los fideos o el arroz que te gusta comer, y las albóndigas congeladas también son muy convenientes. También bebidas y mucha carne. Los bocadillos son muy importantes, porque creo que pueden ajustar tu estado de ánimo, por lo que debes comprar tantos bocadillos como quieras. En cuanto a la preparación mental, internet en realidad está muy desarrollado y puedes encontrar todo, incluidos tus libros favoritos, así como obras de cine.

Banner coyuca 2
Banner coyuca 2


Deja un comentario:


NOTAS RELACIONADAS: