febrero 27, 2021

Select your Top Menu from wp menus

GameStop, Reddit y Wall Street: el caso que transformará el mercado

GameStop, Reddit y Wall Street: el caso que transformará el mercado
Banner 1 coyuca

Desde hace décadas, los economistas debaten sobre si los mercados son racionales o no. Los que optan por la primera opción, señalan que un inversionista siempre buscará ganar más con el menor riesgo posible. Y así, la suma de todos los inversionistas hará todo el sistema en su conjunto se comporte de la misma manera.

Bajo este argumento, los inversionistas se alejarán de aquellos activos que parezcan muy riesgosos. Sin embargo, hay eventos recientes que parecen indicar que la balanza se inclina hacia la opinión contraria: que el mercado no tiene nada de racional. Para ello, basta con dar un vistazo al caso de GameStop, que la semana pasada volvió locos a los inversionistas y que puede ser el principio de un cambio sin precedentes en el mercado.

GameStop y su complicada situación económica

La última semana de enero, las acciones de la cadena de tiendas de videojuegos estuvieron en el ojo de los inversionistas. En solo tres días, el precio subió 434.55%. El frenesí fue tal que la Bolsa de Nueva York tuvo que detener sus operaciones —algo que se suele hacer para tratar de frenar los movimientos repentinos, al alza o a la baja— más de 20 veces en tres días.

A simple vista, y sin conocer a detalle la empresa, cualquiera podría pensar que tal frenesí se debió a que la compañía tuvo ganancias extraordinarias o alguna otra buena noticia. Pero en realidad, lleva un par de años más que difíciles. Es un caso parecido al de Blockbuster, que quebró por culpa del streaming, pero en videojuegos, donde las personas también compran cada vez más en línea.

Por supuesto, la pandemia del COVID-19 tampoco ayudó a la firma. En su reporte financiero señala que como parte de sus esfuerzos para optimizar sus operaciones, en 2019 cerró 321 tiendas y en 2020, 461. Además, en los primeros nueve meses del año sus ingresos cayeron 30% y registró pérdidas por 296 millones de dólares. Entonces, ¿por qué comprar acciones de una empresa al filo de la ruina?

Reddit y las acciones meme, donde todo comenzó

La vorágine por GameStop comenzó en un famoso foro en línea: Reddit, donde hay subforos que abordan diferentes temas. Uno de ellos es el WallStreetBets, donde participa una persona llamada Keith Gill.

Este usuario, conocido en Reddit como ‘Deepfuckingvalue’ o ‘Roaring Kitty’, estuvo comprando acciones de GameStop desde 2019 con una inversión total de alrededor de 50,000 dólares. Luego de detectar que Gamestop era una de las acciones que más se pronosticaba que cayera, comenzó el juego. Enfocó sus esfuerzos en intentar subir el precio de las acciones. ¿Cómo se logra eso? Convenciendo a mucha gente de que las compre.

El debate en Reddit se amplió a otros foros, y cada vez más inversionistas minoristas, que son personas comunes y corrientes, comenzaron a comprar acciones de GameStop. El movimiento conjunto de una gran cantidad de personas elevó el precio de las acciones y un nuevo término comenzó a oírse: las ‘acciones meme’.

“Las redes sociales han venido a empoderar a las personas, pero necesitan un lugar donde puedan actuar y eso se vio reflejado ahora con las plataformas de inversión”, explica Javier Martínez, director de GBM digital.

Las acciones meme son todas aquellas que tienen movimientos bruscos debido a que se ponen de moda, a que se viralizan —algo cada vez más común gracias a las redes sociales y a la facilidad de acceder a plataformas digitales para invertir— al margen de la situación real de la empresa. Esto ha hecho que varias acciones de compañías que están pasando por momentos muy difíciles se hayan disparado en Bolsa sin razón aparente. Las semanas pasadas, el mismo efecto se pudo ver en BlackBerry, la cadena de cines AMC e incluso la plata.

“Hubo una reacción humana. Yo creo que había un enojo de los jóvenes de que las firmas como los hedge funds actúan sin escrúpulos y consideran que empresas como GameStop simplemente ya no valen. Fue una reacción en donde los débiles se unieron para tumbar al poderoso”, dice Jorge Martínez, director del Think Tank Financiero de EGADE Business School.

Tras el alza espectacular de GameStop, Keith Gill publicó una foto en Reddit que mostraba que el valor de su inversión en GameStop se había disparado a 48 millones de dólares. Como él, aquellas personas que entraron a tiempo a invertir en estas acciones tuvieron grandes ganancias.

Los grandes perdedores

El mercado es como una balanza: cuando hay ganancias de un lado, también hay pérdidas del otro. Los más afectados fueron los grandes fondos de inversión, que dicho sea de paso, trataban de ser racionales al momento de estructurar su estrategia alrededor de GameStop.

Con las finanzas que tenía, nadie jamás podría haber apostado a que sus acciones subirían, así que estos fondos apostaron a su caída. Para ello, usaron lo que se llama operaciones en corto.

En el mercado bursátil de capitales, hay dos maneras de ganar: con operaciones en largo o en corto. En el largo, si el inversionista cree que el precio de una acción va a subir, compra esos títulos para luego venderlos, una vez que su valor haya aumentado. En el corto es al revés: sin entrar en tecnicismos, consiste básicamente en ‘apostar’ a que una acción va a caer y ganar dinero con ello.

Los fondos esperaban que el precio de GameStop bajara, debido a las débiles finanzas de la empresa, y muchos inversionistas profesionales (como fondos de inversión) realizaron operaciones en corto sobre la empresa. Pero el alza —motivada en un principio por los pequeños inversionistas— ocasionó algo que se llama “short squeeze”.

En las operaciones en corto, las acciones no se compran, sino que se toman ‘prestadas’ a un precio y luego se compran, si todo sale bien, a un precio menor. Los fondos tenían prestadas una gran cantidad de acciones que vendieron, por ejemplo, a 10 dólares, esperando que su precio cayera a cinco dólares y ellos ganaran los cinco dólares de diferencia. Pero con el alza en el precio de las títulos de GameStop, se vieron obligados a comprar acciones para detener sus pérdidas. Por ejemplo, si la acción subía a 20 dólares, los fondos debían cubrir los 10 dólares de diferencia, es decir, los perdían. Al tener que comprar más de estos papeles para realizar esta operación, el precio tiende a subir aún más, y por eso se dan esos saltos en los precios.

El riesgo de operar con opciones en corto es alto. Lo más que se puede ganar es 100% si el precio de la acción se va a cero, pero la pérdida es infinita: depende de cuánto suba el precio de la acción. Los gestores de los fondos conocen bien este riesgo, pero nadie los preparó para un episodio así. Se estima que perdieron alrededor de 20,000 millones de dólares en el caso de GameStop.

Cuando el pez chico se come al grande

El caso de GameStop supone una revolución como nunca antes se había visto en el mercado. Los pequeños inversionistas plantaron cara (e hicieron perder millones de dólares) a los grandes fondos.

Melvin Capital fue uno de los más golpeados. El fondo terminó enero con una pérdida de 53%. Además, tuvo que buscar un inversionista que le inyectara 3,000 millones de dólares de liquidez ante las pérdidas ocasionadas por el alza de las acciones de GameStop.

No todos los fondos son iguales. Los hedge funds son algunos de los que tienen estrategias con un mayor riesgo. “Los hedge fund se comportan de manera agresiva, porque ese es su mandato”, dice Jorge Martínez, quien explica que este tipo de fondos son más riesgosos, pero también buscan otorgar mayores rendimientos.

Pero no todos los ‘pequeños’ salieron ganando. Aquellos inversionistas minoristas que entraron tarde a la tendencia, es decir, que ya compraron las acciones a un precio elevado, han perdido bastante de su inversión. Desde el pico del 27 de enero, el precio de las acciones de GameStop ha caído 81.65%.

Al final del día, el mercado pone las cosas en su sitio. En la última semana, el ánimo se ha desinflado, pero todo lo sucedido ha encendido debates sobre si se deben regular más a las plataformas que han ayudado a democratizar las inversiones.

El papel de Robinhood y de otras plataformas de inversión

La euforia por GameStop y todo lo que se desencadenó no hubiera sido posible sin las plataformas de inversión digitales que permiten que, desde montos pequeños, se pueda tener acceso al mercado.

En el mundo hay cientos de ellas. De hecho, el efecto GameStop también se vivió en México. GBM+ es la principal plataforma de inversión del país, con una participación de 54% del total de cuentas, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. “Tuvimos el doble de personas, tanto en tráfico como concurrencia, de nuestro pico histórico. Fue una semana de muchísima demanda, tanto de operar estas acciones como también abrir nuevas cuentas”, cuenta Javier Martínez, director de GBM digital.

A la mitad de la locura por GameStop, algunas plataformas anunciaron limitaciones para las operaciones en las acciones de la empresa. Una de las razones detrás de esta limitación se debió a que las plataformas no tuvieron la capacidad para cumplir con uno de los reglamentos del mercado. Los reguladores exigen a los brokers que tengan una cobertura por el riesgo al que están expuestos, lo que se le llama colateral, y que funciona como una garantía. Robinhood, una de las plataforma de inversión más importantes en Estados Unidos, el mercado más grande, tuvo que recurrir a una ronda de financiamiento en la que levantó 1,000 mdd para poder hacer frente a esto.

En el caso de GBM+, la firma alertó a sus usuarios de potenciales riesgos en estos instrumentos, pero nunca limitó la compra y venta de acciones. Eso sí, debido a la alta volatilidad, solo podían usar las “órdenes limitadas”, esto es, que el inversionista establezca un precio de compra o venta. El otro tipo de órdenes, las de algoritmos, como los famosos ‘stop loss’, que ejecutan las operaciones solo si se cumplen ciertas acciones y precios, pueden fallar en entornos de altísima volatilidad, debido a que los movimientos son demasiados y extremadamente rápidos, con lo que se corre el riesgo de que las operaciones no se concreten, explica Javier Martínez.

A los inversionistas no les gustó que los limitaran (aunque esto en realidad fue para cumplir con una regla para protegerlos) y estallaron en quejas en redes sociales contra las diversas plataformas. Ahora, Robinhood está en el ojo de las autoridades.

De acuerdo con varios (enojados) usuarios de Reddit, Robinhood limitó las operaciones para que Melvin Capital no perdiera más, interfiriendo con el libre mercado, beneficiando a grandes fondos y perjudicando a los pequeños inversionistas.

El argumento es que Citadel, la firma que le metió el capital de emergencia a Melvin Capital, es uno de los principales clientes de Robinhood. Según el Financial Times, Citadel representa el 35% de los ingresos de Robinhood.

No es la primera vez que Robinhood se ve metida en este tipo de escándalos. En diciembre, la firma se comprometió a pagar una multa por 65 millones de dólares, luego de que Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC) la acusó de engañar a sus usuarios: se declaraba como libre de comisiones, pero ejecutaba las operaciones debajo del precio que obtenían otros brokers, obteniendo ganancias de la diferencia, con lo que incumplía su promesa de ejecutar la operación más beneficiosa para el usuario cuando se emitía una orden de compraventa.

Implicaciones para el mercado

La participación de cada vez más personas en el mercado en conjunto, con el alcance de los foros virtuales y las redes sociales, hará que este tipo de episodios se vuelvan cada vez más comunes, pronostican los expertos.

“En la medida en que se organizan las masas, esto puede volver a suceder en cualquier activo. Al final, el precio de las acciones se determina por oferta y demanda. Mientras más personas estén interesadas en comprar una acción en específico, más demanda habrá, y eso puede generar que los precios se disparen sin una razón justificable en términos de los números de la empresa”, dice Guillermo Delgado, director de operaciones de Black Wallstreet Capital.

Las autoridades están estudiando el caso. El jueves, Janet Yellen, la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, se reunió con reguladores del sector de finanzas para discutir lo sucedido. De acuerdo con Reuters, el foco de la reunión estuvo en los foros en internet donde se discutieron las masivas compras de acciones de GameStop, y en el influyente rol de los fondos de cobertura en los mercados bursátiles.

Por su parte, lo que los grandes fondos están pidiendo es que se investigue si hubo manipulación de mercado. Esto sucede cuando un grupo de operadores o fondos se ponen de acuerdo para salir a comprar acciones para subir el precio y verse beneficiados.

“Yo creo que sí hay un antes y un después luego de lo que sucedió. Los hedge fund van a pensarla bien, al menos los siguientes años, para tener una posición tan expuesta”, comenta Jorge Martínez.

Del otro lado, se debate si se debe buscar, o no, una regulación a los pequeños inversionistas y a las plataformas. Aquí los especialistas son tajantes: No. Las autoridades, dicen, deben velar porque el piso sea parejo para todos, pero no debe poner limitaciones al libre mercado.

“Los únicos que pueden evitar que algo así vuelva a pasar son los mismos fondos, a medida que tengan políticas más estrictas en las que no puedan tomar instrumentos derivados sin cobertura o que no tengan cierta parte de estrategia donde tengan su pérdida perfectamente limitada”, comenta Delgado.

Banner coyuca 2
Banner coyuca 2

NOTAS RELACIONADAS: