noviembre 18, 2019

Select your Top Menu from wp menus

Todos los Gobiernos deben aumentar la inversión en la atención primaria de salud

Todos los Gobiernos deben aumentar la inversión en la atención primaria de salud

En vísperas de la reunión de alto nivel sobre la Cobertura de Salud Universal, la Organización Mundial de la Salud publicó este domingo su Informe de Monitoreo Global 2019, que llama a los Gobiernos de todos los países a invertir un 1% adicional de su Producto Interno Bruto en atención primaria de salud.

El acceso a los servicios sanitarios básicos se ha ampliado entre todos los grupos de población, especialmente en los países de renta baja; sin embargo, las naciones más pobres siguen muy rezagadas y su avance es muy lento, además de que cada vez más gente se ve obligada a pagar de su bolsillo por los cuidados de salud, reporta el documento.

Los datos de la OMS indican que en el año 2000 el 45% de la población global tenía cobertura de salud y que para 20017 el número había subido al 66%. Los países de renta baja lideraron este progreso sobre todo gracias a programas y políticas puntuales contra enfermedades infecciosas y, en menor medida, por mayores asignaciones a servicios de salud reproductiva, materna e infantil.

El ritmo de los avances, no obstante, ha sido más lento desde 2010.

Los países de renta media, por su parte, sumaron en números absolutos la mayor cantidad de población sin cobertura básica de salud en 2017.

Compromiso político

El informe afirma que se puede alcanzar la cobertura de salud universal para 2030 si se aceleran los esfuerzos en esa dirección y sostiene que aumentar la atención primaria es la forma de lograrla.

Para garantizar que todas las personas ejerzan su derecho humano a la salud, los líderes políticos tienen que tomar las decisiones correctas y optar por medidas económicas, financieras y sociales racionales que conduzcan hacia la cobertura universal.

El doctor Tedros Ghebreyesus, director general de la OMS, aseguró que está en manos de los líderes políticos y las instituciones lograr esa meta.

“Es un objetivo ambicioso pero alcanzable. Siempre he dicho que la cobertura de salud universal es, ante todo, una opción política. El ingrediente esencial para superar las barreras es un compromiso político firme de los líderes mundiales”, enfatizó Tedros.

Retos

Para los países de renta alta y media alta con una cobertura de salud amplia el reto es mantener y hacer cada vez más eficiente esa cobertura. En cambio, para las naciones de renta media y media baja con cobertura amplia, pero en gran parte pagada por los propios individuos, el desafío es garantizar mecanismos inclusivos que eximan a las personas de desembolsos en detrimento de sus ingresos.

Los países con baja cobertura y grandes dificultades financieras, por su lado, necesitan una reforma profunda de la provisión y el financiamiento de sus servicios de salud, así como buscar la disminución de las inequidades.

Los países con cobertura baja y pocas dificultades financieras, que normalmente son Estados muy vulnerables o afectados por conflictos, precisan sentar los cimientos de sus sistemas de salud, incluyendo sus recursos humanos, cadenas de suministro e infraestructura.

Mayor inversión

Alcanzar la atención primaria de salud requiere de una inversión adicional de 200.000 millones de dólares al año y lograr la cobertura universal demanda 170.000 millones más.

La OMS especifica que, si bien esta cantidad parece muy grande, ampliar la atención primaria en los países de renta baja y media podría salvar 60 millones de vidas e incrementaría la expectativa un promedio de 3,7 años para 2030.

Vídeo relacionado:  En este vídeo se cuenta cómo Cuba acabó con la transmisión materno infantil del VIH y el SIDA.



Deja un comentario:


NOTAS RELACIONADAS: