octubre 23, 2019

Select your Top Menu from wp menus

Si tomamos la decisión equivocada no habrá futuro: Carlos Alvarado Quesada

Si tomamos la decisión equivocada no habrá futuro: Carlos Alvarado Quesada

¿Es posible que un país pueda sostener su economía con electricidad 99% renovable?, ¿que un país tropical que tuvo el índice más alto de deforestación en el mundo logre en 20 años detener y revertir ese proceso? ¿lograr crecimiento y bienestar económico al mismo tiempo que se invierte en la naturaleza? Esas fueron las preguntas que trajo el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada, a a los demás líderes mundiales el día de la Cumbre de Acción Climática de las Naciones Unidas.

El presidente también trajo las respuestas, acompañadas de ejemplos, como el Plan de Descarbonización que ahora mismo lleva a cabo su país y que busca lograr cero emisiones netas para 2050. “Hoy yo quiero decirles categóricamente que la respuesta es sí, sí es posible porque Costa Rica siendo un país de renta media. Lo ha hecho. No hay excusa para que países con más recursos y más posibilidades no lo hagan”, dijo.

Quesada explicó que su país ha tomado una serie de acciones concretas que incluyen extender hasta el año 2050 una moratoria para mantener los combustibles fósiles en el subsuelo donde pertenecen, “no exploración, no explotación”, dijo.

También se ha creado una ley de incentivos para la movilidad eléctrica con la que se han quitado los impuestos a los vehículos que funcionen con esta tecnología, y en el sistema de transporte público se ha apostado a que el 30% sea cero emisiones para 2035. En el último año, además, se ha dotado de una infraestructura de recarga a todo el territorio nacional y la flota vehicular eléctrica ha crecido en un 500%.

Una labor que los ha hecho “Campeones de la Tierra”

Todos estos pasos, y el papel innovador de Costa Rica por muchos años en la promoción de tecnologías limpias y la sostenibilidad, les ha hecho acreedores del Premio Campeones de la Tierra del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el máximo galardón ambiental de la ONU.

El país es reconocido por su liderazgo político junto a “Fridays for Future” el movimiento estudiantil inspirado por la joven activista Greta Thunberg; “Ant Forest”, una iniciativa que ha logrado reforestar 112.000 hectáreas en China; la científica y profesora Katharine Hayhoe, cuyas investigaciones han logrado enriquecer la política climática y federal en Estados Unidos y otros países; y la compañía Patagonia, galardonada por una combinación dinámica de políticas que han puesto la sostenibilidad en el corazón de su modelo de negocio.

Carlos Alvarado Quesada conversó con Noticias ONU sobre lo que significa el premio y sobre la importancia de la lucha climática.

¿Qué significa para Costa Rica este premio?

A mí me complace mucho que el reconocimiento sea para el país como tal porque lo es para muchas personas, de muchas generaciones, de distintos momentos, lo es para hombres y para mujeres, lo es para las personas en las áreas rurales que han trabajado por la reforestación o por la agricultura sostenible como lo es para las personas en las ciudades o en las plantas eléctricas que han trabajado para tener energía limpia y renovable. Es para todas las personas, lo es para los ciudadanos que son contribuyentes con sus impuestos, o los votantes que han votado por gobiernos que han optado por esta ruta.

Es un premio para todos y para todas y un reconocimiento de un legado, pero también de un presente, porque hoy también conscientes y consistentes con ese legado, hemos decidido dar el siguiente paso y el siguiente paso no es repetir lo mismo. El siguiente paso es llevarlo al siguiente nivel. Lo que hemos hecho en nuestra administración es generar un Plan de Descarbonización que empieza ya y busca materializarse finalmente en el 2050 pero eso será el cierre. En el 2050 lo que pasará es que ya no seremos dependientes de los combustibles fósiles y seremos emisiones cero de manera neta. Pero para llegar a ese gran objetivo no podemos empezar en el año 2049 y conseguirlo en el año 2050. Es un proceso de transformación, un proceso que tiene una transformación justa. No es para dejar a personas sin empleo sino para transitar a mejores empleos, a un ambiente más sano a un país de más esperanza y un mundo de más esperanza.



Deja un comentario:


NOTAS RELACIONADAS: