noviembre 17, 2019

Select your Top Menu from wp menus

Ya son mas de 60.000 adultos que precisan apoyo

Ya son mas de 60.000 adultos que precisan apoyo

Entre los años 2014 y 2018 llegaron a Italia 60.000 adolescentes no acompañados que, desde esa fecha, han alcanzado la mayoría de edad y precisan de un apoyo continuo que les garantice una transición adecuada a la edad adulta, según destaca un nuevo informe que publican este viernes tres agencias de la ONU.

El estudio de UNICEF, la Agencia de la ONU para los Refugiados y la Organización Internacional para las Migraciones señala que estos jóvenes se enfrentan a una “transición triple” al cumplir los dieciocho años: el paso de la adolescencia a la edad adulta, el dolor emocional al cambiar de país y el trauma experimentado al salir de casa y tener que emprender viajes peligrosos.

Lo confirma la coordinadora del programa de migración de UNICEF en Italia, Anna Riatti, al indicar que “la posible pérdida de apoyo continuo para decenas de miles de jóvenes -debido a una distinción artificial basada en la edad- los pondrá en mayor riesgo de aislamiento social, violencia, abuso y un futuro incierto”.

Por su parte, el representante de Agencia de la ONU para los Refugiados para el sur de Europa, Roland Schilling, destaca la complejidad de distinguir entre niños y adultos y señala que el eje fundamental de la publicación es resaltar que las personas que llegan a la mayoría de edad tienen necesidades específicas.

Lo que se favoreció

“apoyo es Tener una comprensión más clara de los factores que favorecen u obstaculizan una transición positiva de ser un niño refugiado a convertirse en un adulto independiente, autosuficiente y resistente ayudará a los Estados a redoblar sus esfuerzos para proteger no sólo a los niños refugiados, sino también a una transición exitosa a la edad adulta”.

Entre los factores que dificultan esta transición figuran la lentitud y complejidad de los procedimientos para obtener documentos legales; la discriminación y el racismo; la dificultad para acceder a la educación, a la formación y para encontrar trabajo; la superación de los traumas emocionales y el riesgo de violencia, en particular en el caso de las niñas.

En cambio, los elementos que favorecen a los jóvenes refugiados y migrantes durante este período decisivo en sus vidas incluyen las relaciones positivas con sus pares y tutores, el acceso a la escuela, la formación profesional y las oportunidades de empleo, así como a una vivienda segura y adecuada.

Entre los años 2014 y 2018, más de 70.000 niños refugiados y migrantes no acompañados y separados llegaron a Italia por mar, el 90% de los cuales tenían entre 15 y 17 años. Se estima que al menos 60.000 han cumplido 18 años durante los últimos cinco años.



Deja un comentario:


NOTAS RELACIONADAS: