septiembre 28, 2020

Select your Top Menu from wp menus

La mafia del poder en 63 páginas: López Obrador

La mafia del poder en 63 páginas: López Obrador
Banner 1 coyuca

“Muy bien, muchas gracias, nos vemos mañana. Déjenme terminar de leer la tragicomedia”, así se despidió este jueves el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, luego de una hora y 20 minutos en la que contestó las preguntas de los periodistas que asistieron a su conferencia de prensa, que ofreció desde Zacatecas.

La tragicomedia mexicana a la que se refirió, que seguramente atrapó la atención de López Obrador y que prometió terminar de leer, es la denuncia de hechos que Emilio Lozoya presentó ante la Fiscalía General de la República.

En dicho documento Lozoya acusa directamente al ex presidente Enrique Peña Nieto y al ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray, de ser quienes le ordenaron recibir dinero de Odebrecht y entregar sobornos a ex senadores, ex diputados; así como a otros tantos ex funcionarios y periodistas.

En la denuncia tampoco se escapan de acusasciones otros ex mandatarios como Felipe Calderón y Carlos Salinas de Gortari, ni tampoco es candidatos presidenciales como Ricardo Anaya y José Antonio Meade.

Todos, involucrados en la red transexenal de corrupción y sobornos que operaba desde el gobierno, lo mismo para comprar conciencias de legisladores y reformar la Constitución, o para pagar asesores de campaña y comprar votos en procesos electorales, o para comprar una “buena prensa” para el gobierno en turno.

Los cuestionamientos hacia López Obrador, este jueves, fueron casi en su totalidad acerca de la filtración de la denuncia del director de Petrólero Mexicanos (Pemex).

El mandatario mexicano desde el primer cuestionamiento que se le hizo respecto a la denuncia de Lozoya, aceptó que no había terminado de leer “la tragicomedia” porque no quería desvelarse ni tener pesadillas.

Dijo que se había quedado “como e la página 20, 25 ″, pero que si había visto que había un capítulo donde mencionaba al ex presidente Carlos Salinas, y que alcanzó a leer donde habla de los sobornos que dio para la aprobación de la Reforma Energética.

“No, no he llegado hasta allá, me falta todavía, llevo como… ¿hasta dónde llegué?, como a la página, 20, 25. Es que yo no me puedo desvelar y además estaba yo leyendo cosas muy fuertes; yo procuro dormirme tranquilo para no tener pesadillas, ya de por sí tenemos que enfrentar situaciones muy difíciles.

Hoy por la mañana en mi viaje hacia Aguascalientes voy a tener tiempo para terminar de leerlo todo y sí convoco a los ciudadanos, a todos los que puedan, que conozcan el documento”, explicó el presidente.

También, López Obrador invitó a todo aquel que tenga acceso a redes sociales, a que lea el documento filtrado, en el que en 63 páginas, Emilio Lozoya delata a todos los que participaron en la comisión de los delitos, por los que él está enfrentando un proceso judicial, acusado de uso de recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho.

“Sería bueno que se conociera, que todos los que tengan acceso a redes sociales puedan leerla porque todos debemos de estar informados sobre este tema, que no haya ocultamiento de la información, que no se manipule, que no haya silencio, que se sepa todo, que se conozca la verdad”.

Luego de esta invitación, uno de los reporteros le preguntó que si, consideraba tan importante que la gente supiera cómo operaba esta red de corrupción transexenal, se pudiera desde el gobierno difundir masivamente la denuncia de Lozoya, así como se hace con la Cartilla Moral; a lo que López Obrador contestó:

“Yo creo que si se tiene que hacer una historieta, pero hasta que se resuelva el asunto, pero sí contar la historia. Esto es apasionante, ahora sí ¿dónde están los escritores, los intelectuales?”, respondió.

Aseguró que lo que se lee en la denuncia “es mucho más fuerte que una serie de televisión”, y que la FGR tendrá que recabar las pruebas de los dichos de Lozoya además de llamar a declarar a todos los involucrados, incluyendo a ex presidentes.

 “Es mucho más fuerte que una serie de televisión, es una denuncia muy grave, desde luego hay que ver si todo lo que dice ahí es cierto, falta que la fiscalía recabe todas la pruebas que ahí se ofrece. Si el video es el que ya entregó y es el que habla ahí en el documento, recibos, desde luego tiene que llamarse a declarar a todos los involucrados, tiene la fiscalía que hacer la investigación y yo tengo confianza en el fiscal Gertz Manero de que actúe con profesionalismo rectitud y por su puesto con apego a la Ley”.

En ese sentido, señaló que no cree que la fiscalía esté filtrando los documentos y un video que entregó como parte del proceso judicial que se le sigue al ex director de Pemex, y negó que él haya dado órdenes de hacer dichas filtraciones.

“Yo no ordené que se diera a conocer el primer video, yo dije que de acuerdo a los procedimientos legales debía llevarse a cabo un proceso de transparencia para que el pueblo se enterara sin afectar el debido proceso y que era muy importante que la gente supiera cómo se dan las transas.

Imagínense lo que es ver cómo están metiendo dinero a una maleta, las bolsas de dinero y que no es una serie de televisión, sino es la realidad”, aclaró.

Antes de las filtraciones (un video en donde se observa a dos ex empleados del Senado recibir presuntos sobornos y el documento de la denuncia), López Obrador había insistido con que todo lo relacionado al Caso Lozoya se diera a conocer, por redes sociales o por televisión, incluso, solicitó a la fiscalía que diera a conocer el video que el ex director de Pemex entregó como prueba de sus dichos.

El mismo día en que circuló la grabación en donde se ve Rafael Caraveo y a Guillermo Gutiérrez Badillo, ahora ex secretario particular del gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, recibiendo millones de dinero en efectivo, presuntamente provenientes de Odebrecht; la FGR aclaró que dicho video que se filtró no era el que había presentado Lozoya como prueba de sus declaraciones.

Este jueves López Obrador les envió un mensaje a quienes se hayan sentido agraviados por la filtración del video y la denuncia de Lozoya, en primer lugar les dijo que pueden levantar una denuncia por daño moral, y segundo, que “el que nada debe, nada teme; que no tienen de que preocuparse pues su gobierno no persigue a nadie.

“El que nada debe nada teme. Si no participaron, si no recibieron dinero pues que no se preocupen, no les va a pasar nada, y si están siendo difamados, pues que presenten denuncias por daño moral, pero pues no hay más, nosotros no estamos persiguiendo a nadie”, indicó el mandatario mexicano.

López Obrador aseguró que lo que busca su gobierno es que se acabe la corrupción y que no se repitan casos como los de Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública en el sexenio de Felipe Calderón, y preso en Estados Unidos Unidos por vínculos con el Cártel de Sinaloa; o como el caso de Emilio Lozoya, ex director de Petróleos Mexicanos acusado de recibir sobornos de Odebrecht por los cuales enfrenta un proceso judicial.

 “Nosotros lo que queremos es que se acabe la corrupción, que se acabe el bandidaje oficial, que ya no haya Lozoyas ni García lunas, para que quede más claro. Eso lo que queremos, limpiar de corrupción.

Se enojan. ¿Quién les manda?, ¿qué?, ¿querían triunfar a toda costa sin escrúpulos morales de ninguna índole?, ¿transar para avanzar? Pues el pueblo se cansa de tanta pinche transa y ya.

Y pues si no cometieron ningún delito, no tiene de qué preocuparse”, subrayó.

Por último, reiteró que ventilar este tipo de casos ayudará a “limpiar la corrupción” al país.

“En este caso del señor Lozoya vamos a ganar mucho si se garantiza el derecho a la información, que se ventilen estas cosas. De modo que ya se está cumpliendo”, concluyó el presidente López Obrador.

Banner coyuca 2
Banner coyuca 2


Deja un comentario:


NOTAS RELACIONADAS: