agosto 18, 2019

Select your Top Menu from wp menus

México mantendrá su tradición de asilo, señala Olga Sánchez Cordero

México mantendrá su tradición de asilo, señala Olga Sánchez Cordero

México mantendrá su reconocida tradición de asilo, como en diversas etapas de su historia, aseguró la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien reafirmó que no se cejará en el firme y decidido empeño por cumplir las obligaciones internacionales, así como con las leyes nacionales.  

Durante el evento “Día Mundial del Refugiado. Desarrollemos la tradición de asilo. Solidaridad con los Refugiados”, la Ministra Sánchez Cordero señaló que se avanzará decididamente para establecer las medidas y los mecanismos requeridos para asegurar que las y los refugiados puedan integrarse plenamente. 

“El Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha sido claro y reiterativo en destacar que tenemos la obligación de respetar, ante todo, sus derechos humanos; que seamos solidarios y combatamos la xenofobia”, enfatizó.

Al destacar la importancia de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, COMAR, a cargo de Andrés Ramírez Silva, la Secretaria Olga Sánchez Cordero reiteró que el Instituto Nacional de Migración, encabezado por Francisco Garduño Yáñez, es un órgano desconcentrado importante y, “que no quede duda que el instituto es parte de la Secretaría de Gobernación”.

Acompañada de los subsecretarios de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas Rodríguez; de Gobierno, Ricardo Peralta Saucedo, la Secretaria de Gobernación aseguró que el Presidente no solo ha hablado fuerte, sino que ha tenido importantes iniciativas y ha propuesto estrategias para combatir las causas en los países de origen de las personas migrantes.

“Nuestro Presidente –sostuvo— ha señalado que es necesaria la cooperación y la voluntad internacional para ayudar a los países de Centroamérica a superar los niveles de pobreza, desigualdad y violencia, que son las causas subyacentes en la dolorosa decisión de dejar sus países, no como una acción voluntaria, sino de manera forzada”.  

Las cosas que dejo claro

La Secretaria Olga Sánchez Cordero dejó en claro que no se conmemoran las historias de drama y dolor, sino la resiliencia de las personas, “su voluntad de vivir, su lucha permanente, su actitud valerosa, su espíritu constructivo y de trabajo, que tanto han aportado al desarrollo de las naciones”, reafirmó.

“Cada minuto –apuntó— 24 personas lo dejan todo para huir de la guerra, de la persecución, del terror, de la miseria. Pero, más allá de estadísticas detrás de cada una de estas personas hay historias de vida dramáticas”.   

Por su parte, Andrés Ramírez Silva afirmó que las personas refugiadas son muestra contundente de resiliencia, lucha, resistencia y agradecimiento con las naciones y los pueblos que extienden su mano y que les dan acogida. “Por fortuna –aseveró— hay sectores de la sociedad mayoritarios que siguen pensando que las personas refugiadas merecen toda la solidaridad y apoyo”.

En tanto, Alejandro Encinas confirmó que la causa de las personas refugiadas es ante todo, un asunto de derechos humanos y refrendó el compromiso por garantizar el derecho al refugio como una de las prioridades de la política de protección y garantía a los derechos humanos de todas las personas que se encuentren en el país o que busquen la protección internacional. 

Actualmente –añadió— México enfrenta nuevos retos, el número de personas y familias migrantes que solicitan la condición de refugiado ha crecido exponencialmente. Apuntó que este año, se estima que se multliplicará por lo menos en tres veces el número de personas solicitantes de asilo, alcanzando quizá la cifra de 80 mil personas.   

El Alto Comisionado

Asimismo, el Representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Mark Manly, aclaró la importancia de distinguir entre personas refugiadas, que no pueden volver a su nación a raíz de los riesgos que enfrenta ahí, y las personas migrantes que salen de su país por otras razones.

“Terminamos 2018 con 70.8 millones de personas que estaban viviendo fuera de sus hogares a raíz de conflictos armados, violencia generalizada, violaciones serias de derechos humanos; 25.9 millones de esas personas eran personas refugiadas, es decir, personas que han tenido que dejar sus hogares y dejar sus países por esos motivos”.

“Este continente –destacó— también está muy afectado por estos movimientos forzados de personas. Nuestro mensaje a México es sencillo, no están solos, les vamos a seguir apoyando de distintas formas para enfrentar los retos de la llegada de refugiados al país y más ampliamente el contexto migratorio, y eso incluye obviamente asesoría al sistema de asilo, a la COMAR concretamente y también brindando asistencia directamente a la población refugiada y solicitante de asilo”.

El evento se llevó a cabo en el Salón Revolución de la Secretaría de Gobernación, donde estuvieron presentes personas en condición de refugiadas en México, entre ellas, María Isabel Mazo, así como el Comisionado del Instituto Nacional de Migración, Francisco Garduño Yáñez; el Quinto Visitador General de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Édgar Corzo Sosa; el representante de Política Internacional sobre Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Rafael Barceló y la Secretaria de Inclusión y Bienestar Social de la Ciudad de México, Almudena Ocejo Rojo, entre otros.

Related posts