diciembre 06, 2019

Select your Top Menu from wp menus

Zancadilla Teatro promueve la lectura y la reflexión con sus presentaciones

Zancadilla Teatro promueve la lectura y la reflexión con sus presentaciones

Zancadilla Teatro es una compañía independiente radicada en Hermosillo, Sonora, cuya labor se distingue por promover la lectura, acercarse a los niños e instruir al público sobre temas sociales vigentes.

En 12 años de trayectoria, sus miembros han probado diversas técnicas escénicas, como clown, pantomima, malabares, zancos, estatuismo y títeres, prodigando al público más de una enseñanza.

“El teatro es un reflejo de nosotros mismos y, en un determinado momento, también puede ser una fuente de educación y conocimiento”, asegura Carmen Vázquez, una de las fundadoras, en entrevista.

 Su origen se remonta al 2007, cuando Moisés Blumenkro, otro iniciador, llegó a Mexicali con la intención de hacer teatro. Daba clases de maquillaje en el Instituto Municipal de Arte y Cultura, e invitó a varios de sus alumnos para formar un grupo teatral, comenta Vásquez.

En ese momento se hicieron llamar La Pandilla de Zancadilla, pues se caracterizaban por usar zancos; de ello derivó el nombre de un importante personaje suyo: el payaso Zancadilla, interpretado por Moisés. Tres años después, el grupo adoptó su nombre definitivo para darle un toque más artístico y profesional.

A lo largo de su historia, diversos actores —algunos experimentados, otros aprendices— han pasado por él. Además, profesionales de otras áreas han colaborado con ellos: el fotógrafo Héctor Banda, la escritora Juana Ríos Aizú, la codirectora teatral Terezina Vital y el actor Felipe Tututi, por mencionar algunos.

Lo que se promovió

Moisés Blumenkro, Carmen Vásquez, Julieta Gutiérrez, Cynthia Cueriel y Daniel Arce son actualmente sus integrantes.

Con el objetivo de promover la lectura recreativa, se han presentado en el Festival del Libro y los Derechos de Autor de San Luis Río Colorado, Sonora, y la Feria Internacional del Libro de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), entre otros. Consideran que “sin literatura no hay teatro”, recalca Vázquez.

Las puestas escénicas de Zancadilla Teatro se caracterizan por dirigirse a los niños. “Es muy importante difundir el teatro entre los más jóvenes, no deben menospreciarse las capacidades y condiciones de los niños, puesto que únicamente los diferencia la experiencia”, explica.

Con diversas técnicas buscan que el público disfrute momentos de buena calidad, donde los recursos materiales y creativos se fusionen para ofrecer puestas extraordinarias, y con esto ser recompensados: “Poder vivir de lo que nos gusta hacer”, señala Vázquez.

Ellos escriben sus propias historias, entre las cuales destacan, como las más importantes, El mundo se va a acabar (2009) y Odisea rodante. Vendedores de libros (2012), ambas, de comedia física y pantomima.

También han hecho teatro para toda la familia, con el cual tocan temas como el machismo, la infidelidad, el maltrato a la mujer y el sicariato, entre otros. “Aunque no sea comedia, el público puede disfrutar temas reales que pueden servirles como catarsis”, comenta.

Actualmente, Zancadilla Teatro se presenta en escuelas, centros escolares privados y públicos, fiestas, festivales culturales, parques y correccionales de Hermosillo.



Deja un comentario:


NOTAS RELACIONADAS: