octubre 19, 2021

Select your Top Menu from wp menus

Los lastres y Víctor Aguirre: Noé Mondragón Norato

Los lastres y Víctor Aguirre: Noé Mondragón Norato
Banner 1 coyuca

LECTURA POLÍTICA: Noé Mondragón Norato

El ex edil perredista de Acapulco y frustrado aspirante a gobernador, Evodio Velázquez Aguirre, presume sin recato, dos situaciones del pasado: haberle ganado en la mesa de negociación dos candidaturas a dos ex gobernadores. En la elección local de 2008, le ganó al ex gobernador perredista Zeferino Torreblanca Galindo, su postulación como candidato a diputado local en el distrito 16 de Acapulco.

Por acuerdo de Zeferino y Félix Salgado, el candidato designado fue el entonces titular de Capama, Miguel Ángel Castro Salas. Mediante queja interpuesta ante el Trife, la candidatura se la quitaron. Y se la dieron a Evodio.

Luego, en la elección de 2015, la encuesta ordenada por la dirigencia nacional del PRD a cargo de Carlos Navarrete Ruiz, le dio el gane al ex edil porteño. Evodio lo leyó como un triunfo sobre el ex gobernador Ángel Aguirre, quien mandó a la competencia a su hijo Ángel Aguirre Herrera. De ahí se lee la coyuntura actual.

Negociación encarecida.

El ex edil perredista de Acapulco, intenta vender muy cara su declinación a favor de Mario Moreno Arcos, como candidato de la alianza PRI-PRD a gobernador. Aparte de lo que se entiende, ya pactó con el PRI, intenta quedarse con las candidaturas perredistas para su grupo en Chilpancingo y Acapulco.

Los hechos son tercos

En Acapulco, arropó la candidatura del insaciable Víctor Aguirre Alcaide, para la alcaldía. Y en Chilpancingo, juega con dos escenarios que busca inclinar a su favor: la eventual reelección del actual edil, Antonio Gaspar Beltrán.

O el empuje para que llegue el ex petista, ex morenista y actual diputado local perredista, Servando Salgado Guzmán. El asunto es que Chilpancingo ya está negociado entre las dirigencias estatales y nacionales del PRI-PRD. Es decir, la capital será para un aspirante del PRD, no del PRI. Y se entiende en consecuencia, que Acapulco será para el PRI.

Pero Evodio quiere encarecer muy alto la negociación, pese a lo limitado de sus canicas. Y la grotesca imposición del actual regidor Víctor Aguirre, como candidato perredista.

Pero éste último arrastra más pasivos, que activos. 2.- Sin más talento que el servirse de los cargos públicos que ha desempeñado, Víctor Aguirre fue acusado de opacidad en el manejo de los dineros cuando fungió como secretario de Desarrollo Social municipal, en el periodo justamente, en que Evodio estaba al frente de la alcaldía.

Antes, el ex perredista David Jiménez Rumbo lo acusó de extorsionar a varios alcaldes de su extinta tribu Grupo Guerrero, en su calidad de titular del Copladeg, designado ahí por el ex gobernador Ángel Aguirre: «El señor Víctor Aguirre Alcaide está utilizando su cargo de director general del Copladeg para extorsionar y enriquecerse, está extorsionando a los alcaldes y estoy citando al alcalde de Tecpan de Galeana, Crisóforo Otero Heredia; al alcalde de La Unión, Crescencio Reyes Torres, y al alcalde de Coahuayutla, Everardo Barrón Ríos, de que les ha pedido y creo que algunos ya lo entregaron, les ha pedido que por cada millón que el Copladeg apruebe tienen que entregarle a él la cantidad de mil pesos, si la obra cuesta 200 millones tienen que entregar 200 mil, pero no conforme con eso también les pide un porcentaje de obra de la que ejecuta el municipio, para que se le asigne a empresas que él propone con la finalidad de cobrar el 10 por ciento», dijo en conferencia de prensa.

No era todo.

El 4 de noviembre de 2012, el ex aspirante del PRD a la alcaldía de Tixtla, Erwin Pastrana Campos denunció en conferencia de prensa que «Víctor Aguirre Alcaide le pidió 700 mil pesos para conservar la candidatura que el Consejo Estatal del PRD, le había otorgado en abril de ese año».

Al no acceder a esa petición, Víctor maniobró internamente entre las tribus y en su calidad de miembro de los mal llamados «Cuatro Fantásticos», para que la candidatura se la quitaran y designaran en su lugar, a Gustavo Alfredo Alcaraz Abarca, quien al final, ganó la alcaldía de aquel municipio. Adorador del Dios Baco, Aguirre Alcaide se vio involucrado en un incidente de tránsito en Tlapa. Y un choque en la Autopista del Sol. Es esa la «carta política predilecta y rentable», con la que Evodio Velázquez quiere disputar la alcaldía de Acapulco, cobijado por la alianza PRI-PRD. Qué tal.

Hojeadas de Paginas

La filtración de la encuesta del Morena que daba como ganador otra vez a Félix Salgado, fue un borregazo informativo.

Y la primera evidencia fue que se incluyó en la segunda medición, a la ex alcaldesa del PRD en Atoyac, María de la Luz Núñez Ramos, quien nunca estuvo contemplada. Y perdió como candidata del Morena en Michoacán en la elección de 2015, frente al actual mandatario perredista de la vecina entidad, Silvano Aureoles Conejo. Los nerviosismos y la desesperación cunden.

Banner coyuca 2
Banner coyuca 2

NOTAS RELACIONADAS: