septiembre 20, 2019

Select your Top Menu from wp menus

Modelo educativo del Sistema Nacional de Fomento Musical inspira a Ecuador

Modelo educativo del Sistema Nacional de Fomento Musical inspira a Ecuador

Proyectados en el marco de los lineamientos de cooperación multilateral que definen al programa Iberorquestas Juveniles, del 12 al 30 de agosto en Quito, Ecuador, se lleva a cabo una serie de talleres prácticos para formadores de orquestas infantiles y juveniles; un curso de composición y arreglos; así como el IV Encuentro de la Joven Orquesta y Coro Mitad del Mundo 2019, del 19 al 24 de agosto y en el que participarán miembros de los Semilleros creativos del Sistema Bajío (Guanajuato) y Roberto Renteria Yrene, coordinador artístico de las agrupaciones musicales comunitarias del Sistema Nacional de Fomento Musical (SNFM).

El objetivo de dichas actividades es articular experiencias de países que cuentan con una red o sistema de orquestas y coros infantiles y juveniles, como es el caso de Panamá, España y México, con aquellas en vías de formación, como es el caso de Ecuador, país que ha demostrado ser empático con el modelo de educación musical del SNFM, que depende de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, informó vía telefónica Roberto Renteria Yrene, quien desde el pasado lunes trabaja con 38 directos musicales, maestros y alumnos de ciudades ecuatorianas como Valle de los Chillos, Otavalo, Quito, Guayaquil y Ambato.

El también director musical explicó que la finalidad de ambos talleres, tanto el de Dirección orquestal comunitaria, como el que está enfocado a trabajar con la familia instrumental de aliento-madera, radica en fortalecer e impulsar las habilidades técnicas y de interpretación de los maestros, directores y jóvenes ecuatorianos que conformarán en el futuro la Red de Orquestas y Coros de Ecuador.

Quienes son los representantes:

 “Los representantes de Ecuador ante el Consejo Intergubernamental de Programa Iberorquestas Juveniles han manifestado su total empatía con el modelo de educación musical comunitaria del Sistema Nacional de Fomento Musical; en la vinculación orgánica que tiene cada uno de nuestros programas, de cómo el crecimiento o desarrollo de nuestros Semilleros creativos está ligado a la realidad de las agrupaciones artísticas”.

En este sentido, Renteria Yrene destacó que el taller de dirección orquestal comunitaria busca resolver interrogantes como las funciones de un director musical comunitario, cómo lograr que un niño sin ninguna instrucción musical toque y cante; qué herramientas pedagógicas utilizar para trabajar aspectos como la afinación, ritmo y fraseo; además de la forma en cómo seleccionar el repertorio y lo imprescindible que es la facilitación multinivel (arreglos musicales) del repertorio para que ningún chico se quede fuera de la experiencia musical grupal.

¿A qué me refiero con esa facilitación multinivel? −dijo− pues al arreglo musical que permite que los niños con menor desarrollo musical interpreten una partitura “facilitada” a su nivel, mientras los más avanzados ejecutan la partitura original o con mayor grado de dificultad.

Asimismo, subrayó que la selección del repertorio es muy importante dentro de nuestro modelo de educación comunitaria ya que es el motor de desarrollo musical −técnico-artístico− y emocional de los miembros de una agrupación, por lo cual el trabajo colectivo y colegiado de los maestros y directores musicales para desarrollarlo debe enfocarse en la diversidad e inclusión, así como en la identidad de los miembros de las agrupaciones.

Lo que sucedió por otra parte

Por otra parte, Renteria Yrene explicó que este taller de dirección orquestal muestra las herramientas técnicas y didácticas con las que se puede trabajar con una agrupación comunitaria, con el objetivo de lograr que los niños tengan una mejor comprensión de los pasajes y acordes a interpretar. “Cómo, a partir de imágenes o del lenguaje corporal, los miembros de las agrupaciones pueden sentir y comprender las emociones, sentimientos, momentos o atmósferas que dibuja una partitura musical”.

En cuanto al taller dirigido a los instrumentistas de la familia de aliento-madera (flautas, clarinetes, oboes y fagotes) el también flautista dijo que está sustentado en ejercicios de respiración y ejecución del instrumento para una mejor ejecución instrumental e interpretación.

Sobre la empatía de del Instituto de Fomento de las Artes, Innovación y Creatividades (IFAIC), dependiente del Ministerio de Cultura de Ecuador, Renteria Yrene expresó que se ha manifestado en diversas ocasiones, incluso recordó la presencia de dos delegados de Ecuador durante el Campamento de estudio de la Orquesta Sinfónica Infantil de México (OSIM) en julio pasado.

“Han mostrado interés en nuestra metodología, en la planificación de proyectos donde participan más de 100 instrumentistas, el esquema disciplinario que rige el campamento OSIM, la organización grupal, las actividades lúdicas y, sobre todo, la vinculación de los programas.

“Nuestro modelo está enfocado en el crecimiento integral de niños, niñas y adolescentes y visualiza una pirámide donde la base son los Semilleros creativos, insertados en el Programa Nacional de Cultura Comunitaria, que coordina la Dirección General de Vinculación Cultural.  El escalafón aspiracional son las agrupaciones artísticas: la Orquesta Sinfónica Infantil de México, la Orquesta Escuela Carlos Chávez y el Ensamble Escénico Vocal, que sirven de inspiración o modelo para los pequeños que inician su entrenamiento musical”.



Deja un comentario:


NOTAS RELACIONADAS: