mayo 22, 2022

Select your Top Menu from wp menus

Mujeres priorizan tener una mayor representación en la política

Mujeres priorizan tener una mayor representación en la política

Este año la ONU dedica el 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, a mirar nuestra contribución en el rescate del medio ambiente y el alto al cambio climático. Este es solo un pretexto para llamarnos al reconocimiento de nuestras acciones que van generalmente encaminadas a salvaguardarnos.

Cobra relevancia que el llamado de ONU Mujeres sea a reconocer los aportes de las mujeres, ya que hemos crecido y formado parte de un sistema patriarcal en el que no solo se anulan nuestras contribuciones a la humanidad, sino que tampoco se nos asume como adultas autónomas. Se cree que la sociedad entera puede y debe opinar sobre nuestras vidas, ya que definitivamente no lo sabemos hacer sin “un hombre que nos guíe o alguien que nos respalde”.Así es el sistema: arcaico, violento y afortunadamente… En deterioro.

Estamos derribando la cultura patriarcal que nos tenía asignado el espacio y ámbito de lo privado; que nos tenía vetadas y vistas como intrusas en la vida pública de la toma de decisiones, un mundo reservado para los “hombres”.

Es por eso que se vuelve prioritario tener una mayor representación. No sólo porque somos capaces, sino porque sin ella no hay políticas públicas que nos visibilicen. En la política tradicional y androcentrista sin la participación de las mujeres en los espacios de poder político y el empuje de los grupos feministas, no se estaría hablando de temas prioritarios para nosotras. Ese estilo de política no supo representar al 50% de la población.

¡No nos supo representar! 

Hacer sonar y escuchar la voz de las mujeres permite la construcción de una visión completa de la humanidad. Sin nosotras en la vida política no estaríamos hablando de temas que habían sido olvidados como, la distribución justa de las labores domésticas, la disparidad de salarios, el derecho a decidir, la erradicación de todas las formas de violencia hacia nosotras, como la obstétrica, y la propia participación de las mujeres en política en condiciones de dignidad.

“Sin igualdad de género hoy, un futuro sostenible, y un futuro igualitario, sigue estando fuera de nuestro alcance.”

Cabe aclarar que el principio de paridad de género es una herramienta necesaria y un gran avance obtenido en nuestro país, sin embargo, no es el hilo negro del asunto. El que una mujer llegue a un curul en el Congreso no garantiza que los intereses de las mujeres guerrerenses serán debidamente representados.

Habrá que avanzar impulsando los temas que adolecemos como mujeres. Y hoy tenemos una oportunidad histórica para hacerlo, con nuestra primera mujer gobernadora, con la primera Legislatura paritaria, con la llegada de jóvenes a cargos de elección popular.

Estamos viviendo los primeros frutos de años de lucha de mujeres organizadas. Por lo que es nuestro deber materializar todo este esfuerzo en cambios trascendentales para las mujeres y para la sociedad. El objetivo es que busquemos la concepción de un nuevo espacio público, donde exista la plena inclusión de todas las formas y diversidades. Sólo de esta manera podemos hablar de una verdadera democracia.

De manera que es legítimo decir ¡sin las mujeres no existe la democracia!

Vayamos abonando a partir de una visión amplia de género y de derechos humanos que impulse en las agendas del país y el mundo la mirada y el reconocimiento de la labor de las mujeres desde las organizaciones, los diversos niveles de gobierno y los partidos políticos. Particularmente el nuestro, en el que hemos trabajado para disminuir las brechas de desigualdad, favorecer un desarrollo sostenible y un ambiente de paz en nuestras comunidades.

Por eso agradezco la oportunidad de estar aquí, de provocar y convocar a alzar la voz e impulsar las luchas en sororidad, incluso cuando no parezcan “nuestras”. Hoy puedo subir a tribuna con la conciencia tranquila de que soy congruente en mi discurso con mis acciones. ¿Quiénes más pueden decir lo mismo? Lo veremos en la aprobación de las iniciativas que benefician a niñas, mujeres y adolescentes.

“Nadie en el mundo, nadie en la historia ha conseguido nunca su libertad apelando al sentido moral de sus opresores”.

El patriarcado no se va a caer, lo vamos a tirar.

NOTAS RELACIONADAS: