mayo 22, 2022

Select your Top Menu from wp menus

Reforma Democrática electoral

Reforma Democrática electoral

Sin lugar a dudas la democracia en nuestro país es muy costosa, el primer presupuesto cuando se creó el IFE fue de mil millones de pesos, en el actual INE es 25 veces más alto ese presupuesto.

Durante mucho tiempo el viejo régimen fue cediendo al reclamo democrático de la opinión pública del ciudadano y de la oposición.

Quienes participaban en las elecciones muchas veces lo hacían bajo protesta, porque el fraude electoral era eminente, elección tras elección; colocar candados al fraude electoral es una de las razones del alto costo de la democracia en nuestro país.

Otro elemento que incrementó los costos fue la creación del andamiaje jurisdiccional, se crearon tribunales electorales estatales, salas regionales y sala superior.

En si la propuesta de la reforma democrática del gobierno federal presentada ayer 28 de Abril, lo que busca básicamente es abaratar los altos costos de la democracia pero, ¿a qué costo ?.

La PROPUESTA de reducción: cargos públicos en el senado, cámara de diputados federal, congresos locales y cabildos, son necesarios y viable.

La PROPUESTA de desaparecer órganos electorales, no es viable, porque se podría construir un súper poder electoral que se colocaría por encima de los poderes de la unión, porque rompe el federalismo y porque rompe el marco jurisdiccional, desaparecer NO, reducir el número de integrantes, SI.

La PROPUESTA de colocar las consultas permanentes como parte de la democracia participativa, no solo es viable, sino necesaria en nuestra actual democracia.

La PROPUESTA de reducir las perrogativas ordinarias a los partidos políticos es urgente, es parte importante de abaratar los costos de la democracia, los 300 distritos de MR se convertirán en listas pura de RP, donde se asignarían diputaciones de acuerdo al número de votos de cada partido y los gastos de campaña disminuirían.

Todas la propuestas deben de analizarse con seriedad, algunas son viables, otras no; pero como sociedad vemos que si el gobierno federal y su partido mayoritario no tienen la intención de que esto pase, y es únicamente para exhibir a la oposición como los villanos favoritos, sería una tomadura de pelo al ciudadano.

Como partido mayoritario no puedes criminalizar el voto opositor y necesitar de ellos para los cambios constitucionales, esto es demencial.

Todos sabemos que para modificar cualquier artículo constitucional se necesita mayoría calificada, que son 2 terceras partes, traducido en números, serían 333 votos; lo cual el partido del presidente y sus aliados, no tienen, no les alcanza para ninguna modificación constitucional.

Por eso, es visible que si llamas criminal al diputado de oposición, no lo puedes sentar en la mesa del diálogo con una daga en el cuello.

Apostar al nulo trabajo político y si el objetivo es exhibirlos permanentemente como traidores a la patria, de antemano toda iniciativa de reforma constitucional está condenada al fracaso, en términos concretos si esa es la intención, debemos dar por terminada la era de la 4T en cuanto a los grandes cambios que se necesitan en nuestro país.

En la negociación política legislativa, el todo o nada, por lo regular termina en nada.

Es mi opinión. Por Sergio Montes

NOTAS RELACIONADAS: