mayo 18, 2022

Select your Top Menu from wp menus

La Sonda Parker captura sus primeras imágenes de la superficie de Venus

La Sonda Parker captura sus primeras imágenes de la superficie de Venus

La Sonda Solar Parker de la NASA ha tomado sus primeras imágenes en luz visible de la superficie de Venus desde el espacio.

Cubierto por espesas nubes, la superficie de Venus generalmente está oculta a la vista. Pero en dos sobrevuelos recientes del planeta, Parker usó su Wide-Field Imager, o WISPR, para obtener imágenes de todo el lado nocturno en longitudes de onda del espectro visible, el tipo de luz que el ojo humano puede ver.

Las primeras imágenes WISPR de Venus se tomaron en julio de 2020 y febrero de 2021. Durante el sobrevuelo de 2021, la órbita de la nave espacial se alineó perfectamente para que WISPR obtuviera una imagen del lado nocturno de Venus en su totalidad.

Las imágenes, combinadas en un video, revelan un tenue resplandor de la superficie que muestra características distintivas como regiones continentales, llanuras y mesetas.

“Estamos encantados con los conocimientos científicos que Parker Solar Probe ha proporcionado hasta ahora”, dijo Nicola Fox, directora de división de la División de Heliofísica en la sede de la NASA. “Parker continúa superando nuestras expectativas y estamos entusiasmados de que estas novedosas observaciones tomadas durante nuestra maniobra de asistencia por gravedad puedan ayudar a avanzar en la investigación de Venus de maneras inesperadas”.

Brillando como un hierro de la fragua

Las nubes obstruyen la mayor parte de la luz visible que proviene de la superficie de Venus, pero las longitudes de onda visibles más largas, que limitan con las longitudes de onda del infrarrojo cercano, logran atravesarla. En el lado diurno, esta luz roja se pierde en medio de la brillante luz del sol reflejada en las nubes de Venus, pero en la oscuridad de la noche, las cámaras WISPR pudieron captar este tenue brillo causado por el increíble calor que emana de la superficie.

“Venus es la tercera cosa más brillante del cielo, pero hasta hace poco no teníamos mucha información sobre cómo se veía la superficie porque nuestra vista está bloqueada por una atmósfera espesa”, dijo Brian Wood, autor principal del nuevo estudio y físico en el Laboratorio de Investigación Naval en Washington, DC. “Ahora, finalmente estamos viendo la superficie en longitudes de onda visibles por primera vez desde el espacio”.

Cuando pasó por Venus, WISPR captó un rango de longitudes de onda de 470 nanómetros a 800 nanómetros. Parte de esa luz es el infrarrojo cercano, longitudes de onda que no podemos ver, pero que sentimos como calor, y parte está en el rango visible, entre 380 nanómetros y aproximadamente 750 nanómetros. 

“La superficie de Venus, incluso en el lado nocturno, tiene unos 860 grados”, dijo Wood. “Hace tanto calor que la superficie rocosa de Venus brilla visiblemente, como una pieza de hierro sacada de una fragua”.

NOTAS RELACIONADAS: