13.2 C
New York
miércoles, abril 17, 2024

Tres dirigentes embarrados

Tres dirigentes embarrados

LECTURA POLÍTICA por: Noé Mondragón Norato

Los dirigentes partidistas estatales del Morena, PRI y PRD parecen coincidir en un punto: presionar mediáticamente, pero sin hacerlo demasiado a fondo. Porque al final de cuentas, los tres partidos están igual de embarrados. La película completa no sólo genera desánimo y desesperanza en el ciudadano de a pie, sino que confirma el nivel de las complicidades y entendimientos de esas tres fuerzas partidistas en Guerrero. Hay que ir a los hechos.

CUBRIRSE UNOS A OTROS. – La vida partidista es de acuerdos y negociaciones. Aunque a veces lo que reposa en el fondo de esa percudida mesa sea francamente abominable. Se lee así:

Autodestruccion

1.- Tras la crisis de legitimación en que se ha metido sola la alcaldesa de Chilpancingo, la morenista Norma Otilia Hernández —a tal grado que ya se le conoce como la mujer terrorista suicida, porque cada vez que habla se autodestruye—, el dirigente estatal del PRI, Alejandro Bravo Abarca, acusó la incapacidad del gobierno municipal para garantizar la seguridad. “El pan y el circo no pueden seguir siendo ejes del gobierno”, sostuvo. El dirigente priista olvida que, durante el sexenio de su patrón político, Héctor Astudillo, la entidad se tiñó de sangre recurrentemente gracias a que este polémico personaje tricolor nunca pudo alcanzar “el orden y la paz” que formaron parte de su slogan principal de campaña. Bravo Abarca tiene además al edil de Iguala, el priista David Gama Pérez, en una situación muy similar a la de Norma Otilia en materia de seguridad. Literalmente, cercado por dos grupos delictivos que se disputan la plaza. No puede en consecuencia, meter a fondo el dedo en la llaga morenista, cuando la suya está demasiado purulenta.

Pacto con crimen organizado

2.- El dirigente perredista, Alberto Catalán Bastida se mueve en una sintonía similar. Y lamenta “el silencio de los tres órdenes de gobierno” ante la crisis de legitimidad de la alcaldesa morenista, llamando a que Norma Otilia “presente su separación del cargo”.

Pero ni él, ni el dirigente estatal del PRI, ponen a trabajar a sus diputados locales para que presenten una iniciativa de juicio político contra la alcaldesa morenista en el Congreso local, debido su evidente proclividad a pactar con el crimen organizado. Intervienen mediáticamente para poner a resguardo su desempeño como opositores. Pero en el fondo, el PRD está igual de embarrado que Norma Otilia.

Así, en el municipio de San Miguel Totolapan, el alcalde perredista Fredy Vázquez Palacios —que sustituyó al inmolado Conrado Mendoza—, vandalizó recientemente en su municipio a fin de expulsar de su territorio una sede de la fiscalía general del estado (FGE) que estaba allí para garantizar la seguridad pública. Catalán Bastida se ha hecho el disimulado con otro hecho criminal que atañe a su partido: el crimen sin resolver del coordinador del PVEM en el municipio de Copala, Jesús González Ríos, quien grabó un video responsabilizando de lo que le sucediera, a la alcaldesa perredista Guadalupe García Villalba. Para fustigar la salida de Norma Otilia de la alcaldía de Chilpancingo, tendría que predicar con el ejemplo obligando a que la alcaldesa de Copala hiciera lo propio a fin de no contaminar la investigación. En ambos asuntos, el dirigente estatal perredista enmudece.

Respaldo a ciegas

3.- Finalmente, el dirigente estatal del Morena, Jacinto González Varona, da su respaldo a ciegas a la edil de Chilpancingo, sin conocerse aun el resultado de la investigación que presumiblemente, realiza la FGR. En esa defensa a ultranza, comete un error al advertir que “hay más involucrados”, es decir, acepta tácitamente que Norma Otilia sí está embarrada. Como parte del espectáculo mediático orientado a defender lo indefendible, González Varona asegura que los hechos violentos del sábado pasado tuvieron su origen en la detención de dos líderes transportistas vinculados al crimen organizado.

Se entiende entonces que la misma anarquía de ayer lunes, respondió a esos mismos motivos. Desde luego, Jacinto no quiere que la alcaldesa pida licencia al cargo porque “es politiquería”. ¿Acaso las siete cabezas cercenadas y dejadas en San Mateo junto con los cinco taxistas asesinados el sábado lo son? El dirigente estatal del Morena, como Norma Otilia, ya perdió el piso. Y al parecer, no hay forma de que lo recuperen.

Oportunista

HOJEADAS DE PÁGINAS…Uno de los tránsfugas perredistas que se pegó al Morena como tabla de salvación para no soltar el poder, es Faustino Soto Ramos. De iniciar como delegado en Xochimilco, se convirtió en diputado federal y local por el PRD. Y con Morena, en delegado de los programas federales en la región Costa Grande. Ahora pretende la alcaldía de Tecpan de Galeana para la elección de 2024. Como presidente de la extinta Comisión de Gobierno del Congreso local en la 59 legislatura, su desempeño se midió con grisuras, ineficacias y corruptelas. Faustino pretende así y de forma oportunista, desplazar a la auténtica militancia del Morena en aquel municipio.

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

75,000FansMe gusta
631SeguidoresSeguir
451SeguidoresSeguir
1,795SeguidoresSeguir
13SeguidoresSeguir
11,700SuscriptoresSuscribirte

ARTICULOS RECIENTES