10.5 C
New York
miércoles, febrero 28, 2024

AMLO contra Astudillo

AMLO contra Astudillo

LECTURA POLÍTICA por Noé Mondragón Norato

¿Necesitaba la CETEG bloquear un acto político del presidente AMLO para reclamarle compromisos no cumplidos? Porque en ese sentido, lo más elemental sería que la disidente Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), fuera la que directamente y con una marcha en la Ciudad de México, hiciera estos reclamos. Entonces las directrices se transforman necesariamente, en un acto con fuertes aromas políticos. La coyuntura así lo dicta.

NEGAR LO EVIDENTE. – En el escenario de la pugna por el poder presidencial, en Guerrero los actores políticos se mueven de las más diversas maneras. Sobre todo, aquellos instalados en una ruta de perderlo. Se lee así:

AMLO contra Astudillo

1.-Al señalamiento presidencial en el sentido de que esos maestros cetegistas “están vinculados al exgobernador Héctor Astudillo y al alcalde de Tlapa”, el propio exmandatario tricolor respondió con un “lo malinformaron”.

Olvida que el presidente de la república tiene los hilos de la información nacional en su poder. Igual a como él mismo los tenía cuando se desempeñó como gobernador. Sería absurdo que, teniendo tanto poder en materia informativa y de inteligencia política, López Obrador fundamentara sus dichos en meros rumores de vecindad.

Sí así lo sostuvo, es porque debe tener “los pelos de la burra en la mano”. Además, el antecedente no puede obviarse: el exmandatario priista es muy rencoroso y no debe olvidar con facilidad las rechiflas de que fue objeto en Tlapa cuando iniciaba apenas el gobierno de AMLO. Hoy la circunstancia es diferente: el presidente roza el epílogo de su mandato. Y aparece en puerta el escenario de la sucesión presidencial. Pero a diferencia de los anteriores presidentes del país, AMLO no arriba débil a esta efeméride, sino encarnando un liderazgo cuya intervención en la vida pública preocupa y lacera hondamente al bloque opositor integrado por la alianza PAN-PRI-PRD. Porque gracias a este, el Morena estaría en la antesala de repetir el triunfo electoral en la cercana elección de junio de 2024.

AMLO contra Astudillo

2.- En el municipio de Tlapa hay un agravio político pendiente representado no sólo por la masiva rechifla hacia Héctor Astudillo en enero de 2019, sino por la etiqueta de “alcalde pedorro” endosada por el diputado federal petista Gerardo Fernández Noroña —aliado de AMLO—, al edil priista de ese municipio de la Montaña, Gilberto Solano Arreaga. Había en consecuencia, un caldo de cultivo político que justificaría la presunta “rebelión de la CETEG” contra el actual presidente.

La idea es simple: en la iniciática pugna por la sucesión presidencial, golpear y “provocar” al principal liderazgo del Morena con el fin de bajarle puntos en las encuestas. Y que esa misma caída se refleje en la disminución de los consensos y simpatías hacia la aspirante presidencial del partido guinda, Claudia Sheinbaum. Por eso mismo, la estrategia debió operarla alguien que conoce a fondo las entrañas del monstruo político local. El personaje que mejor encaja en dicha descripción es el exgobernador priista Héctor Astudillo. El punto es que se enfrentó a un zorro político más astuto que él.

AMLO contra Astudillo

3.-El presidente AMLO picó donde duele. La revelación —sustentada seguramente en esas mismas fuentes informativas— la confirmó a través de una expresión reducida a catorce palabras: “Seguramente el señor Astudillo quiere ser candidato a senador o algo por el estilo”. Al respecto, en corrillos políticos trasciende la especie: el exmandatario estatal estaría en la senda de registrarse como aspirante al senado no por la alianza PAN-PRI-PRD —que ya tiene a su aspirante más fuerte en la figura del senador Manuel Añorve— sino por el MC, el partido cuya franquicia adquirió antes de terminar su periodo como gobernador. Y en el cual no puede intervenir el dirigente nacional Dante Delgado, pese al amague en el registro como precandidato a ese escaño, del actor y empresario hotelero Roberto Palazuelos.

Habría una razón de peso para que Astudillo no se resigne a dejarle el escaño senatorial a Manuel Añorve: ser desplazado como principal actor de la oposición en Guerrero. No le interesaría demasiado dividir al PRI en función de que en ese partido ya no tiene cancha política y electoral en la cual jugar, debido a la animadversión política que sostiene con el dirigente nacional tricolor, Alejandro Moreno Cárdenas Alito. Como sea, el objetivo opositor es el mismo: crear escenarios de desastre no al Morena, sino al presidente AMLO.

HOJEADAS DE PÁGINAS…

Trasciende que uno de los personajes del actual gabinete estatal que salió huyendo de Tlapa el pasado domingo ante las amenazas del magisterio disidente, fue el secretario de Educación, Marcial Rodríguez Saldaña. Lejos de mantenerse en ese municipio con el fin de dialogar con el magisterio cetegista a fin de gestionar ante la federación las demandas incumplidas, el funcionario decidió no encararlos. Y de esa forma, declinó también ayudarle al propio presidente. Esa actitud de miedo y valemadrismo elocuente, corrobora el nimio nivel de compromiso con el sector educativo proyectado por dicho funcionario. De hecho, podría ser uno de los personajes que, tras su comparecencia en el Congreso local por la glosa del Segundo Informe de Gobierno, pudiera ser renunciado al cargo. Por el bien y salud de la educación pública local.

 

 

 

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

75,000FansMe gusta
631SeguidoresSeguir
451SeguidoresSeguir
1,795SeguidoresSeguir
13SeguidoresSeguir
11,700SuscriptoresSuscribirte

ARTICULOS RECIENTES