26.3 C
New York
jueves, mayo 23, 2024

Auditorías que no alcanzan

Auditorías que no alcanzan

LECTURA POLÍTICA por: Noé Mondragón Norato

A los partidos políticos, las leyes electorales les otorgan prerrogativas financieras para operar desde la entrega de dádivas a la población más vulnerable —pues la pobreza es su principal fuente de abasto en términos de votos cautivos—, hasta la convocatoria coercitiva bajo la aberrante premisa de premio o castigo, a “los acarreos” de personas en calles y plazas públicas para “enseñar el músculo” en sus mítines políticos. Pero la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) no es un partido político. Ni puede justificar de ningún modo, la cuantiosa y millonaria inversión aplicada a “los acarreos masivos” de estudiantes y trabajadores del pasado viernes. Hay que ir por partes.

Javier Saldaña Almazán refrenda su riqueza

ACARREO: FUERA DE AUDITORÍAS. – Para el eterno aspirante a la rectoría convertido ya en émulo de tirano, Javier Saldaña Almazán, era prioritario un asunto: demostrar que contaba con el apoyo de la mayoría “acarreada” y hasta obligada de universitarios a su marcha del pasado viernes 5 de mayo. Pero lo único que logró es refrendar su riqueza personal producto del presumible hurto de los recursos universitarios a lo largo de su prolongada estancia como rector. Pero ninguna auditoria estatal ni federal lo alcanza. Se lee así:

SAT convenenciero

1.- Si se mira bien, desde que contrajo el mortal virus del Covid-19, Javier Saldaña no se ha incorporado a la UAGro ni como empleado en la administración central ni dando clases frente a grupo, cosa que casi nunca ha hecho. Pero de pronto, organizó y pagó una multitudinaria marcha integrada por miles de acarreados. ¿De dónde obtuvo los millonarios recursos para operarla? ¿Acaso de “cooperaciones” de sus seguidores? ¿De “guardaditos” no detectados ni rastreados por el convenenciero SAT que se ensaña con los trabajadores a través del cobro de impuestos en sus declaraciones anuales, los depósitos en efectivo que no deben rebasar los 15 mil pesos mensuales, pero no toca a quienes aplican millonarios recursos a la vista de todos y hace cómo que no los detecta?

José Alfredo Romero Olea, el cancerbero político abierto de Javier Saldaña

2.- En este oscuro baile existe un responsable directo a quien puede atribuirse en gran medida, el desembolso de esos recursos: el actual rector de la UAGro, José Alfredo Romero Olea, el cancerbero político abierto de Javier Saldaña. Dicho personaje operó de manera casi imperceptible, las “cooperaciones” obligadas de trabajadores: primero, en el Bono de Semana Santa amalgamó extrañamente el pago de ese concepto con el salario quincenal. Por esa maniobra poco clara, el SAT cobró demás por concepto de ISR a los trabajadores universitarios. Nadie dijo nada. Ni protestó. Por eso entre ambos —Saldaña y Romero— les han tomado la medida a todos los trabajadores de la UAGro. Luego, Romero Olea retrasó deliberadamente el pago del retroactivo salarial acumulado desde el 1 de enero al 30 de marzo del presente año. No lo ha pagado. Cunde el rumor de que no lo hará. Lo cual será peor para él. Y para el propio Javier Saldaña.

El auditor astudillista César Paris Peralta Hidalgo, volteará la vista hacia otro lado

3.- La Auditoría Superior del Estado (ASE) seguramente encontrará “todo limpio” en el manejo del presupuesto universitario asignado anualmente por el Congreso local a dicha institución. El auditor astudillista César Paris Peralta Hidalgo, volteará la vista hacia otro lado ante los excesos de la reciente y multitudinaria marcha de Javier Saldaña. Y el rector José Alfredo Romero Olea, presumirá y ondeará la bandera de la pulcritud financiera cuando finalice su ilegal periodo en septiembre próximo. En esta vertiente, se presume que también la Auditoría Superior de la Federación (ASF) tampoco hará gran cosa al respecto. Porque está demostrado que lo único que le interesa es apretar tuercas a los políticos corruptos. Jamás Sancionarlos. Es decir, en plena 4T y cuando se entiende que habría un ataque frontal a la corrupción, a esta se le tolera deliberadamente. Las élites del poder siguen saqueando indiscriminadamente los presupuestos públicos, ante la mirada complaciente, esquiva y cómplice de los órganos fiscalizadores. Y la democracia se extravía en los viejos fangos priistas a los que se prometió combatir.

Hojeada de paginas

HOJEADAS DE PÁGINAS…Como los terroristas musulmanes suicidas, cada vez que habla, la alcaldesa de Acapulco, Abelina López Rodríguez, se autodestruye. Eso no lo pueden evitar ni sus asesores. Su más reciente disparate se relacionó con la violencia imparable que inocula el puerto. “Los homicidios seguirán mientras las personas sigan metidas en lo malo”. Con esa frase admitió que su política de seguridad pública fracasó. Y seguirá en ese mismo camino. Pero lo que es peor: literalmente se deslindó de esa violencia. Como si no fuera autoridad para combatirla. Su papel ahora cambió: es psicóloga de masas. Porque “recomienda” a sus gobernados “fortalecer a la familia y los valores”. No atacar las causas que los destruyen. Qué tal.

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

75,000FansMe gusta
631SeguidoresSeguir
451SeguidoresSeguir
1,795SeguidoresSeguir
13SeguidoresSeguir
11,700SuscriptoresSuscribirte

ARTICULOS RECIENTES