14.9 C
New York
miércoles, abril 17, 2024

Declives de felinos políticos

Declives de felinos políticos

LECTURA POLÍTICA por: Noé Mondragón Norato

Los felinos han sido el emblema de algunos políticos. Como si al hacerlo así, quisieran amedrentar por anticipado y tomar de esas fieras la cautela, la habilidad y la fuerza como sus principales dotes. Hacer frente a las difíciles circunstancias de poder bajo la égida de una especie dominante dentro del reino animal. Así, desfilan por los espacios mediáticos asignaciones como “El Tigre de Huitzuco” para identificar al exgobernador priista Rubén Figueroa Alcocer. También la figura mítica del “Jaguar”, encarnado en el expolítico de izquierda y ex zeferinista Armando Ríos Piter. Y apenas en el estado de Coahuila y para reforzar su campaña por el gobierno estatal abanderando al PT para la elección del 4 de junio próximo, el ex secretario de seguridad pública federal y exdiputado local por Guerrero del MC, Ricardo Mejía Berdeja, también se asignó el nombre de otro felino: Ricardo “El Tigre” Mejía. El único problema es que tigres y jaguares han tenido un relativo éxito dentro de la política local y nacional. Sin embargo, su elasticidad y fiereza han colapsado frente a los complicados escenarios de la disputa por el poder. Y si no, los hechos son más tercos.

Felinos en extinción

FELINOS: ESPECIE EN EXTINCIÓN. – La denominación de etiquetas asociadas a felinos, se les daba en el pasado a salteadores de caminos, forajidos, pistoleros y hampones. Era obvio que, de esa forma, legitimaban el miedo y el temor como divisas para someter a los demás. Ponerse por encima de ellos mediante la venta reiterada de la coerción y el valor personal. Pero también de ser admirados socialmente a través de la astucia y la habilidad individual para enfrentar a sus enemigos. Los corridos de la cultura popular hacen apología de esos pasajes y personajes. Pero en política, los felinos han emigrado de un pasado de bonanza a la espiral de la extinción. Se lee así:

Vado de Aguas Blancas

1.- Por el polémico y ruidoso asunto de la masacre ocurrida en el vado de Aguas Blancas el 28 de junio de 1995, el exgobernador priista Rubén Figueroa, El Tigre de Huitzuco, tuvo que renunciar a seguir gobernando la entidad en los inicios de marzo de 1996. Literalmente, pasó a retiro político. Aunque no deja de mover tras bambalinas, algunos hilos de poder en ese partido. Fue el primer descalabro político contra uno de los felinos guerrerenses más poderosos y notables de su época.

Rios Piter

2.- En su momento, el zeferinista Armando Ríos Piter El Jaguar, gozó de las glorias y los apoyos del poder. Se encaramó como diputado federal en 2009. Acariciando la posibilidad de convertirse en candidato del PRD a gobernador en la elección de 2011 y una vez frustrado ese intento, llamó a los dirigentes del PRD “nalgas prontas” por haberle ofrecido esa candidatura al ex priista Ángel Aguirre, quien al final, le tuvo que ceder el primer lugar de la fórmula al senado en la elección de 2012. Con la mira puesta en el poder estatal, Ríos Piter creó en la región Costa Grande el “Movimiento Jaguar”, una organización cuyo fin último consistía en meterlo a la pelea por el gobierno estatal en la elección de 2015. A pesar de llevar la delantera en todas las encuestas, extraña y atípicamente, el Jaguar ya no quiso participar. Solito se bajó del ring. Luego, se declaró senador independiente y al final apoyó lastimosamente al excandidato del PRI a la presidencia, José Antonio Meade en la elección de 2018. Terminó como rector efímero de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP). Renunció tras un escándalo interno por el control de dicha institución. Hoy amaga con retornar apoyando a Marcelo Ebrard. Pero ese felino ya está literalmente, extinto.

Felinos políticos

3.- En el estado de Coahuila apareció otro felino político: el ex secretario de Seguridad Pública federal, Ricardo El Tigre Mejía. Competía como candidato del PT en aquella entidad norteña. Pero la dirigencia nacional de ese partido lo bajó de la contienda ayer martes. Y unió sus siglas partidistas al aspirante del Morena, Armando Guadiana. El nombre del Tigre Mejía aparecerá en la boleta electoral. Pero esos votos serán para Guadiana. El Tigre fue diputado local de 2015 a 2018 en Guerrero, cobijado por el MC y apoyado por el finado empresario Luis Walton. Como los otros felinos políticos, su suerte fue buena y paladeó a placer las mieles del poder. Pero al parecer, ya se le acabó. Dentro de la fauna política como en la realidad exterior concreta, es una especie que ya está en peligro de extinción.

Herencias Políticas

HOJEADAS DE PÁGINAS…Lejos de guardar el riguroso duelo por el deceso reciente y en condiciones inexplicables y poco claras de su hijo Héctor Javier —porque trasciende, blindó la información con la complicidad y apoyo del gobernador panista de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo—, el exgobernador priista Héctor Astudillo acudió festivo el pasado domingo 29 de mayo, al cierre de campaña de la aspirante de la alianza PRI-PAN-PRD por el Estado de México, Alejandra del Moral Vela. Desde luego, está en juego la Notaría Pública 193 que dejó vacante su primogénito en Atizapán de Zaragoza. Y que el propio exmandatario tricolor negoció con el actual gobernador de la vecina entidad, Alfredo del Mazo Maza. Las Notarías Públicas son herencias políticas a perpetuidad. Astudillo está tratando de resguardar ese espacio. El luto ya no cuenta.

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

75,000FansMe gusta
631SeguidoresSeguir
451SeguidoresSeguir
1,795SeguidoresSeguir
13SeguidoresSeguir
11,700SuscriptoresSuscribirte

ARTICULOS RECIENTES