15.8 C
New York
jueves, abril 25, 2024

Los cacicazgos de “la izquierda”

Los cacicazgos de “la izquierda”

LECTURA POLÍTICA por: Noé Mondragón Norato

Como en La Metamorfosis de Kafka, los cacicazgos políticos en Guerrero solamente se transformaron. Mudaron repulsivamente de piel. Crearon las condiciones para mantener inalterable esa cultura altamente perjudicial caracterizada por la obediencia ciega, el vasallaje como norma, la caridad para sectores marginados con dinero de los impuestos ciudadanos y la permanencia y vigencia de clanes familiares que escrituraron las relaciones de poder como suyas. ¿Es la pobreza y marginación de este noble pueblo sureño lo que ha permitido la sistematización de la infamia? ¿Estamos condenados a padecer el reciclamiento de los mismos personajes de siempre, pese a su marcada mediocridad, pasividad y ausencia de resultados en la función pública? ¿Es acaso el tipo de la “democracia” que anhelábamos? La radiografía dibuja apenas, lo grotesco y absurdo de esta contaminada trama kafkiana. CACIQUES DE “IZQUIERDA”. – Mientras que en el PRI los caciques de antaño se dividen y extinguen, en la llamada “izquierda” guerrerense renacen y se fortalecen. Imitan ese repugnante e infecto modelo que está llevando a la debacle tricolor. Se lee así:

Los cacicazgos de “la izquierda”

1.-Al definirse la mayoría de las candidaturas a las diputaciones federales, el panorama electoral para el Morena no podía ser más desalentador: se impusieron los caciques de “izquierda”. Así, en el distrito uno de Tierra Caliente, la candidatura quedó en manos de Celeste Mora Eguiluz, quien pertenece a la familia de caciques más notable de aquella región: el matrimonio formado por Martín Mora y Guadalupe Eguiluz. En consecuencia, padres e hijas se han peloteado el poder municipal y las diputaciones locales en las últimas dos décadas. Van ahora por la federal. En el distrito 3 de Zihuatanejo, la agraciada fue Maricarmen Cabrera Lagunas, una ex perredista de la tribu Nueva Izquierda o los chuchos quien ya fue diputada local por ese partido de 2015 a 2018 y federal de 2018 a 2021 por el Morena-PES. Como tal organizó en abril de 2020 una fiesta en la playa Troncones de La Unión en plena pandemia por Covid-19. Quizá por esos excesos, perdió la alcaldía de Zihuatanejo en la elección de 2021. Pese a ello, fue nombrada como secretaria de Desarrollo y Bienestar Social. Y ahora el Morena-PVEM la postularán otra vez como aspirante a diputada federal por el mismo distrito 3. ¿Acaso no hay más militantes morenistas competitivos en ese distrito? ¿Qué tan influyente es el padrino o madrina política de Maricarmen como para agrandar ese cacicazgo?

Los cacicazgos de “la izquierda”

2.-En el distrito 5 de Tlapa, va de nuevo y cobijado por la alianza Morena-PT, el dueño de ese partido en el plano local y eterno trepador de cargos públicos en la región Montaña, Victoriano Wences Real. Este cacique —ex alcalde de Tlapa y dos veces diputado federal —ha extendido sus tentáculos de poder hasta encumbrar por dos ocasiones como diputada a su esposa, la actual presidenta de la Mesa Directiva del Congreso local, Leticia Mosso Hernández, quien pretendería ahora la alcaldía de Tlapa. E intenta también en un doble manotazo de poder, meter como diputado local plurinominal a su hijo Carlos Wences Mosso como cuota joven. Toda la familia aseguraría así, cargos públicos con la ayuda de soslayo del Morena. ¿Dónde extravió el partido presidencial su critica férrea a los cacicazgos priistas que terminó imitando?

Los cacicazgos de “la izquierda”

3.-La igualteca Araceli Ocampo Manzanarez va por su segunda reelección. Durante su sexenio como legisladora federal no se le conoció iniciativas que impactaran con fuerza en su distrito. La simple inercia de votar por la marca Morena y el hartazgo priista y perredista, le permitieron ser votada a favor en dos ocasiones. La tercera parece diferente. Lo mismo ocurre en el distrito 7 donde el ex priista Carlos Sánchez Barrios ya le agarró amor y dependencia a la curul federal, sin lograr beneficios tangibles en su distrito de la región centro. La reelección es una medida que el presidente AMLO debió derogar de la reforma electoral de Peña Nieto —pues es una herencia “conservadora”—en su reciente paquete de reformas del pasado 5 de febrero. Porque en vez de beneficiar a los votantes, fortaleció los cacicazgos familiares y de grupos. E incrementó el culto a la personalidad, haciendo ver como imprescindibles a quienes ya demostraron que son desechables y fácilmente sustituibles. Pero mientras, los cacicazgos kafkianos de “izquierda” en el Morena, van. Con el riesgo latente de perder por anticipado, la elección.

 Leer: Reelección de Abelina o la cuota de Ebrard

HOJEADAS DE PÁGINAS…

El atentado a balazos de ayer jueves contra el alcalde taxqueño Mario Figueroa Mundo, se suma a la espiral sin fondo de la inseguridad que carcome las relaciones sociales pacíficas en Guerrero. El edil suma con este, tres atentados: dos como candidato a la alcaldía de ese destino turístico en 2020. En el segundo de ellos resultó herido de gravedad y acusó directo al ex edil panista Marcos Efrén Parra Gómez. Y el tercero ocurre en una doble coyuntura perturbadora: cuando la violencia no encuentra reposo en Taxco —Figueroa Mundo llegó al absurdo de acusar a la prensa de ser la responsable de ella— y justo cuando la fiscalía general del estado (FGE) se quedó sin titular. De algún modo y como cualquier ciudadano de a pie, el edil se percibe indefenso y vulnerable.

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

75,000FansMe gusta
631SeguidoresSeguir
451SeguidoresSeguir
1,795SeguidoresSeguir
13SeguidoresSeguir
11,700SuscriptoresSuscribirte

ARTICULOS RECIENTES