10.5 C
New York
miércoles, febrero 28, 2024

Reelección de Abelina o la cuota de Ebrard

Reelección de Abelina o la cuota de Ebrard

Lectura Política Por: Noé Mondragón Norato

En algunos corrillos políticos del Morena se da como un hecho consumado la reelección de la alcaldesa de Acapulco, Abelina López Rodríguez. Lo justifican sustentándolo en una hipótesis: es una de las tantas cuotas de poder que negoció el excanciller Marcelo Ebrard antes de pasar a silencio forzado tras su desplazamiento de la candidatura presidencial por ese partido. Contrario a estos presumibles acuerdos inconfesables y bajo la mesa, los indicadores muestran los grados de la descomposición pública que tienen a ese puerto turístico a merced no solo de la incapacidad reiterada de la alcaldesa, sino de la propia delincuencia organizada. Los hechos así lo confirman.

ABELINA: ¿PREMIO A LA INCAPACIDAD? – Como la mayoría de los actos del Morena son abrevados de la nociva escuela política priista, a la alcaldesa morenista de Acapulco se le estaría dando premio en vez de castigo. Pero eso parece no interesarle a Marcelo Ebrard, quien va montado en la idea descabellada de convertirse en candidato presidencial por ese partido en la lejana elección federal de 2030. Hay que ir por partes:

Reelección de Abelina López

1.- Con Abelina gobernando, el puerto de Acapulco se convirtió progresivamente en un santuario de los grupos delictivos. Y el hecho más controversial al respecto llegó hasta los extremos: por cinco días la ciudad se quedó sin transporte público ante las amenazas hechas a los trabajadores del volante por parte de dichas organizaciones criminales. La alcaldesa no resolvió ni gestionó absolutamente nada. Tuvo que intervenir directamente la gobernadora Evelyn Salgado para desactivar el problema. A eso se sumó el crimen del aspirante a la alcaldía, el experredista y ex priista, Ricardo Taja Ramírez de cuyo asesinato la alcaldesa no reconoció ser corresponsable por las fallas e indolencia de su sistema de seguridad pública municipal. Simplemente guardó silencio y dejó correr. Como si nada hubiera pasado.

Reelección de Abelina López Rodríguez

2.- Durante la tragedia que arrastró el huracán Otis, la alcaldesa se percibió absolutamente inmovilizada. Anestesiada e incapaz de salir en ayuda de los miles de damnificados que reclamaban continuamente su presencia. Tuvo que intervenir directamente el presidente AMLO y la gobernadora Evelyn Salgado a fin de enderezarle la plana. Exhibiéndola de paso, en toda su ausencia de sensibilidad y elocuente irresponsabilidad ante sus gobernados.

¿Quién le recomendó a la alcaldesa quedarse quieta ante la tragedia colectiva que también la consumía de soslayo en sus aspiraciones políticas? ¿Acaso su jefe de asesores, el añorvista, René Lobato Ramírez? ¿Es que se trataba de una estrategia de poder orientada a encarecer la negociación política con el presidente AMLO y la propia mandataria estatal, bajo la idea de entregar por adelantado la alcaldía porteña a la alianza PAN-PRD-PRI si ella quedaba fuera de la reelección? ¿Le funcionó al grado de que ahora el Morena la mandaría hipotéticamente, a competir para que repita en el cargo con el pretexto de que “es la cuota que exigió Ebrard”? ¿Qué tan dañino en términos electorales, sería para el partido presidencial la concreción de estos presumibles y abominables acuerdos de poder?

Leer: El Presidente López Obrador Aborda Temas de Monopolios y Privatizaciones

3.- Para el presidente AMLO y para la aspirante presidencial Claudia Sheinbaum, la prioridad apunta a ganar “carro completo” en Guerrero. Sobre todo, en las dos senadurías y las ocho diputaciones federales. Para cuajar el paquete de reformas presidencial. Y ese gane atraviesa necesariamente, por el alto número de sufragios que el Morena logre en el puerto de Acapulco y la consecuente retención de la alcaldía.

¿Se los garantiza la actual alcaldesa Abelina López, al grado de que no se perciben ni se evalúan los agravios y el voto de castigo colectivos que podrían emerger abruptamente en las urnas? ¿Acaso las mediciones estadísticas de las consultoras recogen puntual y sin equivocarse los pasivos, las abyecciones, las ineficacias y la reiteración de las negligencias arrastrados por la alcaldesa? ¿Bastará con cumplirle su capricho político a Marcelo Ebrard para garantizar un triunfo que podría verse alterado sensiblemente, por el desgaste al que se sometió resignada y voluntariamente la actual alcaldesa morenista? ¿O son los grupos priistas los que también la apoyarán soterradamente y le levantan el brazo para que enseñe el músculo? En política todo es absolutamente posible.

Leer: Lamentables Pérdidas de Jóvenes por el Consumo de Drogas

HOJEADAS DE PÁGINAS…La que ya se asume como la futura candidata a la alcaldía de Chilpancingo por el Morena, es la diputada local con licencia, Jessica Alejo Rayo. Se placea incansable, en la prensa y en las redes sociales. Pero como es a todas luces, apolítica, cree que todo se la dará por el sólo hecho de mostrar su aspiración. Olvida que la política es de amarres, alianzas, momentos y circunstancias. Y ella no tiene uno, que se advierte crucial: el de la actual alcaldesa de su partido Norma Otilia Hernández, que también aspira a la reelección. Sin indicadores políticos fortalecidos por el acuerdo, el cabildeo exitoso y con los actores de poder claves, todo se quedará en buenos deseos para ella. Y si no, al tiempo.

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

75,000FansMe gusta
631SeguidoresSeguir
451SeguidoresSeguir
1,795SeguidoresSeguir
13SeguidoresSeguir
11,700SuscriptoresSuscribirte

ARTICULOS RECIENTES