13.2 C
New York
miércoles, abril 17, 2024

UAGro: la fiera postura del ataque

UAGro: la fiera postura del ataque

LECTURA POLÍTICA por: Noé Mondragón Norato

Antes de tomar protesta como rector por tercera ocasión, Javier Saldaña Almazán comenzó a mostrar los colmillos de la regresión y el autoritarismo, propios de los tiranos. Aparece como un animal herido ante la impugnación hecha por sus opositores ante el Tribunal Electoral del Estado (TEE), que podría proceder dado que la UAGro es un órgano autónomo, pero que recibe la inyección puntual de recursos públicos. Está en consecuencia, obligada a rendir cuentas no exclusivamente por el visible desaseo en el manejo de los dineros universitarios, sino por la calidad de sus procesos democráticos internos que, hasta hoy, responden a la voluntad de un solo personaje que controla todo. Basta con sondear la radiografía.

DEFENSA INDEFENDIBLE. – En el Diccionario de Política, el politólogo italiano Mario Stoppino define el autoritarismo como “un tipo de personalidad formada por diversos rasgos característicos  y centrada en la unión de dos actitudes íntimamente relacionadas entre sí: por una parte, la disposición a la obediencia celosa a los superiores y al respeto y a la adulación de todos los que detentan la fuerza o el poder; por la otra, la disposición a tratar  con arrogancia y desprecio a los inferiores jerárquicos y, en general, a todos los que están privados de fuerza o de poder”. Es justo lo que ocurre en la UAGro. Se lee así:

Javier Saldaña, aparece como un animal herido ante la impugnación

1.- La movilidad de los actores universitarios afines a Saldaña es producto no sólo de ese autoritarismo que surge en una coyuntura de riesgo para quienes ya se frotan las manos esperando el beneficio de haber apoyado sin concesiones, el proyecto de Javier Saldaña, sino de ver perdidas antes de tiempo, todas esas canonjías ya pactadas.

Son ellos quienes de pronto surgieron como “férreos defensores de la autonomía universitaria”. Vendiendo lo ilegal como legal. Es decir, avalando ridícula y grotescamente, la democracia de un solo hombre. Y esta movilidad traducida en la marcha de ayer jueves se lee como un aviso de lo que podría estarse gestando: la articulación de la violencia en sus diversas manifestaciones, como forma de frenar a través del miedo, a los impugnadores. Así como lo hizo el PRI represivo de los años 50, 60, 70 y 80. En esos ciclos perdidos y retrógradas está girando la actual vida cultural, académica y política de la UAGro. Los que no quieren perder sus eternos privilegios son los que salieron a marchar. A defender lo indefendible.

“Maestro Emérito” —que Saldaña ostenta sin haber dado clase frente a grupo 

2.- Como Saldaña el autoritario, se quiere jubilar siendo rector para disfrutar de una muy cómoda pensión —y ordeñar hasta el límite los recursos provenientes no sólo de la asignación millonaria a la institución aprobados anualmente en el Presupuesto de Egresos del Congreso local, sino de estudiantes y trabajadores—, busca neutralizar burdamente a sus adversarios: al exrector Ramón Reyes Carreto amenazan con quitarle la condición de “Maestro Emérito” —que el propio Saldaña ostenta sin haber dado clase frente a grupo y es una causal para dejarlo sin efecto—; a la frustrada aspirante a la rectoría, Silvia Alemán Mundo, expulsarla de la UAGro y declarar “persona non grata” al abogado, ex diputado federal y egresado de esa institución, Rubén Cayetano García, convertido en adversario y blanco de ataques de ese autoritarismo intolerante.

La realidad es que sienten pasos en la azotea. Porque si al final de cuentas la impugnación es desechada por el TEE, los opositores acudirían al Trife como último recurso. Desde ahí alcanzará inevitables y muy altos decibeles mediáticos.

También, la intervención de actores políticos. Y es justo de donde podría venir la orden de quitarle mañosos y convenencieros “candados”, a la convocatoria para elegir rector, reponer la elección y sancionar al propio Javier Saldaña —dejándolo incluso y por esa omisión deliberada, fuera de esa eventual e hipotética reposición de la elección— por no haber convocado a elección en 2021, imponiendo a través del obediente y alineado Consejo Universitario al actual José Alfredo Romero Olea. Lo que les irrita a Javier Saldaña y a sus seguidores, es que sus opositores están agotando pacientemente y ante todas las instancias legales, ese recurso de impugnación. Por eso enseñan los colmillos. Adoptan la fiera postura del ataque.

Órdenes de Aprehensión

HOJEADAS DE PÁGINAS…Con la reactivación de 16 órdenes de aprehensión contra igual número de militares por su involucramiento en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, la fiscalía General de la República (FGR) se anotó un logró parcial con relación a ese penoso e inconcluso asunto. Lo único malo es que lo hizo justo en una coyuntura política y cuando las “corcholatas” presidenciales del Morena realizan gira proselitista por todo el país. De seguir por esa senda, el gobierno federal podría dar resultados más contundentes en septiembre próximo. O de plano, dejarlo así. Todo es posible. Pero domina la incertidumbre.

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

75,000FansMe gusta
631SeguidoresSeguir
451SeguidoresSeguir
1,795SeguidoresSeguir
13SeguidoresSeguir
11,700SuscriptoresSuscribirte

ARTICULOS RECIENTES