23.7 C
New York
sábado, mayo 25, 2024

«UE investiga prácticas comerciales de China en dispositivos médicos»

«UE investiga prácticas comerciales de China en dispositivos médicos»

La Comisión Europea ha dado inicio a una investigación para analizar si las empresas chinas están recibiendo un trato preferencial en las licitaciones de dispositivos médicos y considerar medidas apropiadas. Este movimiento representa un paso significativo en los esfuerzos de la UE por garantizar la igualdad de condiciones en el comercio internacional.

Durante mucho tiempo, Bruselas ha acusado a China de prácticas discriminatorias que perjudican a las empresas europeas en el sector de dispositivos médicos, donde la UE mantiene una ventaja competitiva. Se señalan obstáculos como procesos de certificación lentos y sistemas de aprobación poco claros para fabricantes extranjeros, además de políticas para promover la economía nacional.

La industria de dispositivos médicos de la UE ha expresado su preocupación por licitaciones chinas que antes estaban abiertas a la importación, pero ahora solicitan productos fabricados exclusivamente en China. Países como Alemania, los Países Bajos, Irlanda, Francia y Bélgica son líderes en exportación de dispositivos médicos, desde equipos avanzados como máquinas de rayos X y marcapasos hasta productos más comunes como lentes de contacto y tiritas adhesivas.

La investigación, que durará nueve meses con la posibilidad de una extensión de cinco meses, se basará en comentarios de los Estados miembros y empresas, así como en diálogos con funcionarios chinos. Si se confirma la existencia de prácticas sospechosas, la Comisión Europea tendrá la autoridad para aplicar medidas de represalia contra China, como excluir a las empresas chinas de contrataciones públicas en toda la UE, valoradas en más de 2.000 millones de euros.

«UE investiga prácticas comerciales de China en dispositivos médicos»

La respuesta de China determinará el curso de acción futuro. El procedimiento podría finalizar si Pekín accede a abordar las preocupaciones y garantizar condiciones equitativas para los proveedores europeos. Las tensiones comerciales entre la UE y China son una preocupación creciente, y esta investigación marca un paso importante en los esfuerzos de la UE para proteger sus intereses comerciales.

La iniciativa forma parte del Instrumento de Contratación Pública Internacional (ICPI), diseñado para abordar la competencia desleal de países como China. La economía centralizada de China ha sido objeto de críticas por su uso de subsidios y otras herramientas para favorecer a empresas nacionales, lo que ha generado fricciones con socios comerciales internacionales.

La UE también está investigando otras industrias, como la eólica, la solar y la automotriz, por posibles prácticas comerciales injustas por parte de China. Estas medidas reflejan la determinación de la UE de proteger su mercado y mantener la competencia justa en el ámbito internacional.

Aunque las medidas han sido bien recibidas en Europa, China ha criticado a la UE por lo que considera un proteccionismo injustificado. El futuro de las relaciones comerciales entre la UE y China dependerá de cómo se resuelvan estas tensiones y si ambas partes pueden encontrar un terreno común para la cooperación económica.

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

75,000FansMe gusta
631SeguidoresSeguir
451SeguidoresSeguir
1,795SeguidoresSeguir
13SeguidoresSeguir
11,700SuscriptoresSuscribirte

ARTICULOS RECIENTES