19.4 C
New York
viernes, mayo 24, 2024

Señales políticas que no se leen

Señales políticas que no se leen

LECTURA POLÍTICA por: Noé Mondragón Norato

Como su incursión en la política fue verdaderamente “fortuita” y derivada del cansancio al PRI-PRD, así como del factor AMLO como actor principal del Morena que derivó en la incursión de toda una caterva de improvisados al poder público, la alcaldesa de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández Martínez no sólo formó parte de esa desbordada y festiva tropa, sino que es dueña de una nimia formación política. Es decir, echó a perder para aprender. Pero lo echado a perder fue mayor que el aprendizaje. Y parece irreversible. En consecuencia, no alcanza a percibir las señales que la están acorralando en el contexto de sus errores y presumibles acuerdos con grupos delictivos. Basta con revisar los últimos acontecimientos.

EL CIERRE DE PINZAS. – Hay cuando menos tres señales fuertes que diversos actores políticos le enviaron a la alcaldesa del Morena a fin de que pida licencia al cargo. Pero ella se aferra con inusual necedad al poder municipal de la capital. Se lee así:

El incompetente Ludwig Marcial Reynoso Núñez

1.- La primera señal llegó con la postura del secretario general de gobierno, el también incompetente Ludwig Marcial Reynoso Núñez, quien le “sugirió” a la morenista separarse del cargo. » O asumir la responsabilidad de su decisión». Desde luego, Norma Otilia la tomó como una simple “opinión”. Pero esta no viene de cualquier hijo de vecina. Es claro que Ludwig tiene el pulso de cómo se están configurando las cosas en torno a las crisis que le están detonando una a una a la polémica gobernante. Y se le acumulan gradualmente hasta que llegue el momento en que será insostenible. Porque la pegarán con dureza al Morena en términos de captación favorable del voto para la elección presidencial del 2024. Cada vez su renuncia a la alcaldía se percibe como un mal necesario para ese partido. Tiene una disyuntiva: o sale dignamente y por su propia voluntad del gobierno municipal. O es echada por la fuerza de la ley a la que tanto defiende.

Estertores violentos

2.- La segunda señal estuvo acompañada de los estertores violentos que tienen sumida en la inseguridad e incertidumbre a la capital guerrerense. Ocurrió la noche del pasado miércoles cuando dos motosicarios ejecutaron al exregidor perredista Oscar Garibay Valdez y a su primo Iván Zaith Domínguez en la céntrica avenida Álvarez. Al día siguiente, el dirigente estatal del PRD, Alberto Catalán Bastida se plantó afuera del palacio municipal demandando la renuncia de Norma Otilia. Y no sólo eso: adelantó la decisión de su partido a fin de reactivar a su fracción legislativa —insomne y anestesiada mientras la violencia no alcanzaba a ninguno de sus miembros partidistas— en el Congreso local, a fin de fincarle juicio político. El PRD trae visibles lastres que también lo comprimen contra el piso. Como el caso reciente de la polémica alcaldesa de Copala, Guadalupe García Villalba. Pero es un asunto en el cual la fiscalía general del estado (FGE) ha guardado un prolongado silencio. Como sea, el escándalo activado por Norma Otilia a través de fotos y videos llegará al Poder Legislativo que tiene amplia competencia para obligarla a pedir licencia.

Sandra Luz Valdovinos Salmerón se suma al coro

3.- Finalmente, la titular de la FGE Sandra Luz Valdovinos Salmerón, se sumó al coro que manda señales de que la alcaldesa de Chilpancingo abandone con dignidad su responsabilidad. Y aseguró que ya existe una carpeta de investigación por su reunión con un líder delictivo, sin descartar el hecho de que la FGR inició también las indagatorias correspondientes. Perturba el hecho de que la fiscal se esconde mediáticamente por largos periodos apareciendo únicamente cuando de plano, se ve obligada por las crisis de violencia e inseguridad, a mostrarse ante los medios de comunicación y las redes sociales.

Esta vez lo hizo, pese a que la participación de la FGE en la investigación y resolución de los múltiples y variados homicidios en la capital, Acapulco, Iguala y Taxco, han sido nulos mostrando un incremento dantesco. Así, la alcaldesa de Chilpancingo Norma Otilia Hernández parece no darse cuenta ni quiere leer las señales que ya le están mandando desde tres distintos flancos políticos. Y para justificar su permanencia en el cargo, se apega perrunamente a la ley. Pero es la ley justamente, la que se muestra esbozada tras esas variadas señales políticas.

Abelina López Rodríguez

HOJEADAS DE PÁGINAS…Aprovechando la amplia batahola mediática que surgió en torno a la edil de la capital, la también alcaldesa morenista de Acapulco, Abelina López Rodríguez se montó en el carro del optimismo. Y mediante una encuesta pagada, aparece encabezando las preferencias para la reelección en dicha comuna. Como si el asunto de la corrupción y los nepotismos, así como el pago irregular y oscuro a medios de comunicación y redes sociales fuera menor. Como si el caso de los dos marinos desaparecidos ya se hubiera resuelto a su favor. Como si las aguas contaminadas ya no cayeran en la bahía. Como si las practicas priistas con los asesores priistas que tiene, ya se hubieran acabado. Abelina pisa en falso en su suelo falso.

 

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

75,000FansMe gusta
631SeguidoresSeguir
451SeguidoresSeguir
1,795SeguidoresSeguir
13SeguidoresSeguir
11,700SuscriptoresSuscribirte

ARTICULOS RECIENTES