26.3 C
New York
miércoles, mayo 22, 2024

El escenario de desastre en la UAGro

El escenario de desastre en la UAGro

LECTURA POLÍTICA por: Noé Mondragón Norato

El mayor temor de Javier Saldaña Almazán en su calidad de “rector electo” sin haber competido con nadie, es que el Tribunal Colegiado de Circuito —la última instancia que podría reponer la elección de rector, mandatando el registro de dos o más aspirantes— revierta los escenarios festivos con los que ya se congratula toda esa mafia. Incluido el rector saliente Alfredo Romero Olea, el muñeco guiñol del dos veces rector, quien violando todas las normatividades, leyes y estatutos internos legitimó ese aberrante proceso de elección a través del sometido Consejo Universitario. Por eso, el vendaval político contra el Grupo Universidad por Guerrero y ahora la corriente Fetuag, apenas estaría fraguándose. Hay pistas muy elocuentes al respecto.

LAS LEALTADES QUE VALEN. – El bastón de mando que recibió la virtual candidata presidencial por el Morena, Claudia Sheinbaum Pardo ya se está materializando. La primera señal de que comenzó a manejar el poder es la renuncia de Omar García Harfuch a la Secretaría de Seguridad Ciudadana, para convertirlo en candidato al gobierno de la Ciudad de México. De ahí podrían venir otros asuntos pendientes:

Guerrero en el lugar 31 

1.- Si se mira bien, desde que la investigadora de la Facultad de Ciencias de la UNAM, Rosaura Ruiz Gutiérrez —amiga muy cercana y compañera de trabajo de Claudia Sheinbaum en dicha institución— vino a Guerrero el sábado 29 de abril de este año a participar en un Foro Estatal de Educación Media Superior y Superior en Acapulco, en el cual reveló que la entidad se encontraba en el lugar 31 en personal académico inscrito en el Sistema Nacional de Investigadores (SIN), a Javier Saldaña ya no se le vio cerca de Claudia Sheinbaum. “No puede haber transformación sin una educación de calidad” sostuvo Ruiz Gutiérrez. Y Sheinbaum además de política, es científica. Conoce a fondo la academia y la investigación. Y también cuando se simula hacerla. La elección de rector fue el 25 de mayo, casi un mes después de haberse hecho pública esa información. En ningún momento Javier Saldaña se reunió con Claudia tras esa fecha. Por la polémica y las denuncias de los inconformes.

Javier Saldaña es un lastre para la campaña de Claudia Sheinbaum

2.- En una elección presidencial que se vislumbra competida, Claudia Sheinbaum necesita activos políticos que le sumen, no que les resten. Y Javier Saldaña es un lastre para su campaña. Pararse en un mitin con él es incentivar agravios y rechiflas. Sumar más contras que pros. Perder simpatías y votos. De algún modo, la candidata presidencial del Morena ya sabe de qué pie cojea el “rector electo”. Sabe que la creación de su corriente el Fetuag, tiene como fin deshacerse de todas las corrientes internas en la UAGro. Y también, no pagar con algunas de ellas, todos sus compromisos contraídos. Por eso también, se negó a seguir haciendo campaña desde el 16 de mayo —nueve días antes de la elección— alegando haberse contagiado de Covid por quinta vez. Y Claudia sabe, sobre todo, que es cuadro político del senador priista Manuel Añorve. Ya tiene la película completa en sus manos.

Claudia Sheinbaum no confia en Javier Saldaña de la UAGro

3.- En el asunto de las simpatías y pertenencias políticas, Sheinbaum confía más en la docente Silvia Alemán Mundo, que en Javier Saldaña. Porque Silvia se rifó con el Morena desde la elección por la alcaldía de Chilpancingo en 2018, cuando perdió con muy pocos votos frente al perredista Antonio Gaspar. Y desde que AMLO abrió la contienda presidencial desde el año pasado, siempre estuvo apoyando a Claudia, mientras que Saldaña lo hizo en la coyuntura de la elección de rector. Porque así convenía a sus intereses. Es decir, de manera oportunista. De ahí que, a pesar de que falten escasos 13 días para que tome posesión como rector —ya giró las invitaciones respectivas invitando a todos los asistentes a uniformarse como escolares y militares—, Javier Saldaña y todos sus seguidores podrían recibir una desagradable sorpresa por parte del Tribunal Colegiado de Circuito. Sería esa, una luz de esperanza al final de túnel, en un país donde la justicia y las leyes se violan con patético, infamante y desgarbado cinismo. Pero, sobre todo, se siguen utilizando a criterio y conveniencia de los amos del dinero. Y de las mafias del poder.

Romero Olea de la UAGro no admite tres cosas

HOJEADAS DE PÁGINAS…Y en el asunto de casi la mitad de las becas que le fueron cercenadas a la UAGro con impacto negativo en los estudiantes de posgrado, el rector Alfredo Romero asume que “lo único que se pide es que se respete lo ya establecido con el Consejo Nacional de Humanidades, Ciencia y Tecnología (Conahcyt) de que todos los programas que están evaluados por ellos sean apoyados con becas”. Romero Olea no admite tres cosas: si el Conahcyt no les regresa esas becas, el Fetuag pierde clientelas electorales; esas evaluaciones no fueron hechas por el Conahcyt, sino por el corrompido Conacyt, que desapareció apenas el pasado 30 de abril; y finalmente, el rector pide “respeto” cuando él no lo hizo al manosear groseramente y a su gusto la convocatoria para elegir rector. Ejerciendo, además, violencia política de género al no permitir el registro de ninguna mujer.

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

75,000FansMe gusta
631SeguidoresSeguir
451SeguidoresSeguir
1,795SeguidoresSeguir
13SeguidoresSeguir
11,700SuscriptoresSuscribirte

ARTICULOS RECIENTES